Prueba Skoda Octavia iV 2021: prestaciones con etiqueta Cero

primera prueba skoda octavia iv 2021 2023
Prueba Skoda Octavia iV 2021: prestaciones con etiqueta Cero
Javier Arús
Javier Arús

Esta variante híbrida enchufable del Octavia resulta recomendable para quien busque una berlina práctica con las ventajas de la etiqueta Cero... sin renunciar a unas buenas prestaciones.


Skoda_Octavia_iV

El Octavia es el modelo de más éxito de la firma, con unas ventas por encima de las 6 millones de unidades desde que surgió el modelo allá por los años 60. Esta cuarta generación recibe esta nueva variante iV como consecuencia de las actuales restricciones en cuanto a emisiones por parte de la Unión Europea.

En este caso y, como afirma la marca, un híbrido enchufable es la opción más recomendable para aquellos que todavía no se atreven a dar el salto a un vehículo 100% eléctrico, y quieren disponer de un motor de combustión para sus desplazamiento más largos.

Lo cierto es que según el uso que le des al coche, esta versión puede resultar muy interesante, ya que homologa una autonomía eléctrica de hasta 60 km, lo que puede resultar más que adecuado para los desplazamientos diarios… y después cuenta con un propulsor 1.4 turbo con un depósito de carburante de 39,5 litros, que asegura una autonomía más que suficiente para realizar largos recorridos de manera tradicional.

Skoda_Octavia_iV

Por lo demás, este Octavia es como el resto de los que componen la gama, con un buen espacio en las plazas traseras y una calidad de realización más que destacable. Los únicos inconvenientes de esta variante híbrida enchufable es que el maletero tiene 450 litros (600 litros en los normales) y que cuesta 8.400 euros más que la versión 1.5 TSI de gasolina.

Por dentro: Amplio, bien hecho… ¡y con botones!

Cuesta encontrar defectos en el interior del Octavia. Más allá de un diseño sobrio, la calidad de los materiales empleados es alta, así como el ajuste entre las diferentes piezas y el tacto de los mandos. Transmite solidez y da la sensación de que aguantará bien el paso del tiempo. Además, la ergonomía resulta excelente y encontramos botones físicos en el centro del salpicadero para manejar las funciones principales como el climatizador, modos de conducción…

Skoda_Octavia_iV_interior

Por su parte la postura de conducción es buena, con ajustes muy amplio de asiento y volante. En los asientos traseros hay mucho espacio para las piernas y altura suficiente para incluso gente por encima del 1,90 m vaya cómoda. Por anchura, mejor dos que tres ocupantes. En lo que respecta al maletero, se pierden 150 litros respecto a los Octavia normales, para un total de 450 litros. Al menos ofrece unas formas regulares para aprovecharlo bien y unos útiles ganchos para fijar la carga.

Skoda_Octavia_iV_maletero

Así va: Cumple en cualquier lugar

Cuando tenemos la batería cargada al máximo, la combinación del motor térmico y el eléctrico supone disponer de 204 CV, lo cual es una cifra más que respetable para contar con unas buenas prestaciones. Esto se agradece a la hora de adelantar o en las incorporaciones a una autopista, ya que la maniobra se ejecuta con celeridad y seguridad. La autonomía eléctrica declarada por la marca es de 60 km; es complicado alcanzarla fuera de la ciudad, aunque resulta sencillo superar los 40 km en recorridos mixtos combinando ciudad, carreteras de circunvalación y autopista (el coche es capaz de rodar en modo elétrico hasta los 140 km/h).

Skoda_Octavia_iV

La batería es de 13 kWh de capacidad, de los cuales pueden recargarse 10,9 kWh y emplearse para la propulsión 100% eléctrica. El cargador embarcado es capaz de reponerlos en unas 3 horas.

Cuando las baterías se agotan, las prestaciones decaen… aunque con los 150 CV del motor térmico tenemos más que de sobra para no echar en falta más potencia. En cualquier caso cuando ya no hay energía eléctrica, el consumo es complicado que pase de los 7,5 l/100 km.

Skoda_Octavia_iV_cables

Por comportamiento, el Octavia es un coche muy cómodo y estable. Las reacciones del chasis son siempre seguras, aportando mucha confianza al conductor. Es de esos modelos en los que es especialmente agradable viajar por el buen compromiso entre dureza y confort de la suspensión. Además, el habitáculo está bien aislado del exterior.

Ficha técnica Skoda Octavia iV

  • Motor: 4 cilindros turbo, 1.395 cc + motor eléctrico (etiqueta cero)
  • Potencia: 204 CV
  • Par: 350 Nm Largo / ancho / alto: 4,69 m / 1,83 m / 1,47 m (maletero 450 litros)
  • Velocidad máxima: 220 km/h
  • 0-100 km/h: 7,7 segundos
  • Consumo mixto: 1,2 l/100 km
  • Peso: 1.608 kg
  • Precio: Desde 34.000 euros
  • Cambio: Automático, 6 velocidades
  • Tracción: Delantera

 

Skoda Octavia