Suzuki Jimny Key-car: aún más pequeño que el Jimny “normal”

Suzuki Jimny kei car
Suzuki Jimny Key-car: aún más pequeño que el Jimny “normal”
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
El Suzuki Jimny se comercializa en Japón con un motor turbo tricilíndrico de 658 cm3 y una carrocería aún más compacta, de acuerdo con las reglas de los Key-cars, una categoría de automóviles nacida a mitad del siglo pasado para reducir la dependencia del petróleo.

El tamaño del Suzuki Jimny que se vende en España está condicionado por la concepción inicial del Jimny como kei-car, una categoría administrativa de Japón que promociona fiscalmente los vehículos más pequeños. Inicialmente, la idea bajo la que se concibieron estos vehículos era reducir la dependencia del petróleo y fomentar la movilidad durante la dura posguerra de la II Guerra Mundial, si bien en la actualidad los kei-cars son una manera más de mejorar la movilidad, los problemas de aparcamiento y las emisiones de efecto invernadero en un país con una elevada densidad de población.

Suzuki Jimny kei car trasera
No hay aletines en la versión kei-car del Suzuki Jimny.

Las dimensiones del Suzuki Jimny kei-car

La característica principal de estos modelos es su compacto formato, ya que sus dimensiones están limitadas en longitud, anchura y altura a 3,48, 1,48 y 2,0 metros, respectivamente, mientras que la cilindrada de su motor no puede exceder de los 660 cm3 ni su potencia puede superar los 64 CV. Todo ello no impide que haya una gran variedad de modelos de estas características en el mercado, con carrocerías de lo más diverso: desde sencillos compactos de dos volúmenes hasta monovolúmenes con tres minúsculas filas de asientos, pasando por cupés, descapotables e incluso todoterrenos como el pequeño Suzuki Jimny. De hecho, Suzuki cuenta con una gama de nada menos que siete diferentes modelos kei-car.

Suzuki Jimny kei car motor
El Suzuki Jimny key-car va propulsado por un motor tricilíndrico dotado de distribución variable, turbocompresor e intercooler

Las normas que definen los kei-car han ido evolucionando desde su nacimiento, en un lejano 1949. Inicialmente, no había, por ejemplo, limitación de potencia, lo que en los años 80 llevó a una loca guerra por conseguir más y más caballos similar a la experimentada por las motocicletas deportivas, con motores (por aquel entonces limitados a 550 cm3) que mediante el uso del tubocompresor desarrollaban potencias muy superiores a las declaradas. En el caso concreto del Suzuki Jimny, en su configuración kei-car prescinde de los voluminosos aletines del Jimny “global” (que en Japón se comercializa como Suzuki Jimny Sierra), cuenta con vías más estrechas, parachoques menos voluminosos y un motor turbo de gasolina de tres cilindros y 658 cm3, culata multiválvula y distribución variable que declara 64 CV y 96 Nm. Sus dimensiones se reducen en longitud (pasa de 3,64 a 3,39 metros) y anchura (1,47 metros en vez de 1,64), mientras que la batalla y la altura se mantienen inalteradas, y lo mismo ocurre con su transmisión, idéntica a la de la variante global del Jimny, reductora incluida. Y es que el hecho de ser más pequeño no está reñido con el de mantener su funcionalidad como todoterreno puro.

Suzuki Jimny kei car chasis

 

Suzuki Jimny

Noticias Suzuki Jimny

30
Suzuki Jimny Pro 2021

Prueba Suzuki Jimny Pro 2021: Ha vuelto

Llegó con el otoño de 2018 y murió de éxito unos meses más tarde, condenado por una normativa de emisiones que juega en contra de los todoterrenos puros. Pero ahora, casi tres años después de su lanzamiento europeo, el Suzuki Jimny renace convertido en vehículo comercial, manteniendo intactas sus capacidades fuera del asfalto… incluida, por supuesto, la capacidad de dibujarnos una sonrisa de oreja a oreja cuando nos ponemos a sus mandos.

Pablo J. Poza
0 Comentarios