¿Qué averías puede provocar el Start/Stop en tu coche?

bmwstopstart
¿Qué averías puede provocar el Start/Stop en tu coche?
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio

El sistema de ayuda y parada automático del motor, conocido como Start/Stop, ayuda a ahorrar combustible y a reducir las emisiones contaminantes. Pero también incrementa el riesgo de sufrir una avería.


La normativa anticontaminación EURO nace en el año 1988 y se sigue modificando a día de hoy, estando en vigor la EURO 6, centradas todas en reducir la contaminación emitida por los gases de escape de los coches diésel y gasolina, las cuales, aunque no son de las más peligrosas, tienen una alta capacidad de entrar en el organismo y dañar el medio ambiente.

Para conseguir que la contaminación de los vehículos se vea reducida, se incorporan una serie de elementos capaces de hacer que el motor emita menos partículas contaminantes, las cuales son nocivas para la salud y el medio ambiente.

Uno de los sistemas que se incorpora es el Start/Stop (arranque/parada), apaga el motor cuando el vehículo se detiene ante un semáforo en rojo o ante un atasco y lo enciende de nuevo de manera automática cuando el conductor decide seguir. Sólo es necesario que el conductor actúe de forma convencional, es decir, pise el embrague para engranar una velocidad.

Uno de los inconvenientes de incorporar este sistema en los vehículos actuales es, que la batería tiene que ser la que recomienda el fabricante para vehículos dotados de sistema Start/Stop, con lo cual el precio es considerablemente superior a la de un vehículo que no lleva incorporado este sistema.

Pese a que los sistemas habituales están reforzados para ser usados en muchas más ocasiones, hay que tener en cuenta que el uso continuado va a repercutir negativamente en la vida útil de algunos componentes.

¿Qué problemas puede provocar el sistema Start/Stop?

  • En cada arranque se produce un retraso imperceptible en la lubricación del motor que, a la larga, puede producir desgastes en el interior del mismo.
  • El motor de arranque que incorporan es reforzado, pero la vida útil de estos motores de arranque respecto a un modelo que no abuse de paradas y arranques disminuye notablemente, con lo cual, si hay que sustituirlo el precio del mismo será mayor que uno convencional.
  • La batería que incorpora este tipo vehículo es especial, sin embargo, estamos con el mismo problema, las altas demandas de tensión en numerosas ocasiones, debilitan los vasos del interior de la batería. Comentar que son más caras que las convencionales, pudiendo costar unos 300€, según marca y modelo de vehículo, siendo el doble si la comparamos con una batería de un vehículo que no incorpora el sistema Start/Stop.
  • Debilitaremos el estado del alternador por su uso excesivo.
  • Durante el arranque se produce una bajada de tensión, debiendo estar todos los sistemas preparados (radio, navegador, compresor de aire etc.), sin embargo, la sucesión prolongada y excesiva de estas caídas de tensión pueden resultar perjudiciales a largo plazo en todos los sistemas.

En definitiva, el sistema Start/Stop va a conseguir que se reduzcan las emisiones contaminantes, pero por el contrario va a hacer que haya sistemas del vehículo que sufran desgastes prematuros y por consiguiente se produzcan averías que serán de un coste mayor que un vehículo que no lleva este sistema incorporado.