Sustituirá al Toyota Camry

El Toyota Supra correrá la NASCAR en 2019

El Toyota Supra correrá la NASCAR en 2019
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Toyota volverá a correr la NASCAR en 2019, pero no será con el Camry, sino con el Toyota Supra, que competirá en la categoría NASCAR Xfinity Series (NXS) y hará su debut en la pista de Daytona el 16 de febrero del año que viene.


La trayectoria de Toyota en la NASCAR es incuestionable, y ahora la marca japonesa ha decidido jubilar al exitoso Toyota Camry después de 11 años de servicio, dos campeonatos de pilotos y 143 victorias, para estrenar el Toyota Supra. Aprovechando el regreso a los concesionarios del deportivo, el fabricante utilizará esta denominación en el bólido de carreras que participará en la categoría NASCAR Xfinity Series (NXS) de la competición americana.

Toyota Supra NASCAR«Cuando hablas de Toyota y de sus coches deportivos, el Supra es lo primero que viene a la mente de la mayoría de entusiastas«, dijo Ed Laukes, vicepresidente de la división de marketing de Toyota. «El regreso del Supra de producción es una gran noticia, pero también vamos a ver el regreso de este deportivo a la competición gracias a la NASCAR. Desde la perspectiva del marketing, es importante tener un coche de carreras que evoque el dinamismo y el carácter de su homólogo de producción. Estamos seguros de que lo lograremos con el Supra y esperamos que los seguidores de las carreras lo reciban con entusiasmo.«.

Amplia experiencia en competición

Toyota Supra NASCAR frontalEl Toyota Supra de NASCAR debutará el 16 de febrero de 2019 en el circuito de Daytona y ha sido desarrollado por las compañías TRD (Toyota Racing Developement) y Caldy Design Research, las mismas que participaron de manera conjunta en el proyecto del Toyota Camry que ganó la Monster Energy NASCAR Cup Series en 2017, así como en otros modelos de competición que han participado en pruebas americanas desde 2013. Y es que, Toyota cuenta con amplia experiencia en este tipo de competiciones y, en el pasado, el Supra ha competido en categorías tan importantes como las IMSA Camel GT Series de los años 80, el Super GT japonés o las 24 Horas de Le Mans en los años 90, por lo que el nuevo Toyota Supra de Competición tiene la difícil tarea de dejar el listón bien alto.