Nuevo plan anticontaminación

Barcelona dejará el transporte público gratis a quienes vendan su coche

7626201
Barcelona dejará el transporte público gratis a quienes vendan su coche
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
El nuevo protocolo anticontaminación que se pondrá en marcha en Barcelona a partir del próximo 1 de diciembre trae consigo importantes medidas que pueden crear tendencia en Europa en la lucha por mejorar la calidad medioambiental de muchas ciudades.


Antes de que acabe el año, concretamente el próximo 1 de diciembre, Barcelona pondrá en marcha su nuevo plan anticontaminación con el objetivo de reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire en la Ciuidad Condal a corto-medio plazo. Entre todas las medidas que se van a aplicar destaca una por encima del resto; el sistema denominado como ‘T Verde’, que podría crear tendencia en Europa y convertirse en una opción muy a tomar en cuenta como arma para reducir los niveles de contaminación generados por el tráfico rodado en los principales núcleos urbanos.

El sistema T Verde es en realidad una tarjeta de transporte que permite usar todos los medios de transporte público que ofrece la ciudad de Barcelona de forma totalmente gratuita, pero con un importante e innegociable condición. Para conseguir ser titular de una de estas revolucionarias tarjetas T Verde, los usuarios deberán vender su coche de más de diez años y comprometerse a no comprar uno nuevo en los tres años siguientes. Además, el coche vendido no podrá ser entregado a otro particular, sino que irá directo al desguace.

Según fuentes del Ayuntamiento de Barcelona, 200 personas se han sumado al proyecto y han ya vendido su coche y prometido no comprar uno nuevo a cambio de recibir la T Verde. Al sacar de la circulación estos 200 vehículos de más de 10 años de antigüedad, se ha conseguido eliminar una cantidad de emisiones contaminantes similar a la que pueden producir 5.000 coches nuevos. Además, hay que sumar el Plan Movalt de ayuda a la compra de vehículos eficientes.

En el resto de cuestiones, el nuevo protocolo anticontaminación del Ayuntamiento de Barcelona es bastante similar al que se aplica en episodios de alta contaminación en la Comunidad de Madrid. Así, a partir del 1 de diciembre, cuando cuando las estaciones de medición de dióxido de carbono superen los máximos establecidos prohibirá la circulación a todos los coches que no tengan la etiqueta medioambiental de la DGT en el espacio que queda entre las rondas.

Las restricciones se activarán en Barcelona (excepto Zona Franca, Vallvidrera, Tibidabo y las Planas), Hospitalet, Sant Adrià del Besòs y parte de Cornellà y Esplugues de Llobregat.Quienes no cumplan con el protocolo anticontaminación se enfrentarán a multas similares a las que se imponen cuando un viajero utiliza el transporte público sin billete, esto es: multa de 100 euros con reducción del 50% si se abona al instante. Y un vehículo podrá ser multado tantas veces como sea detectado por la Guardia Urbana.