Cómo realizar el cambio de nombre o titularidad a un coche en la DGT

Titularidad coche DGT
Autofácil
Autofácil
Si has comprado un coche de segunda mano, necesitarás realizar los trámites necesarios para ponerlo a tu nombre, es decir, cambiar la titularidad del vehículo a través de una transferencia en la DGT. Te contamos cómo hacerlo y cuánto cuesta.

Cada vez más, el mercado de ocasión es la opción preferida por muchos conductores para cambiar de coche, pero, antes de disfrutar de él, es necesario realizar unos trámites para que la operación sea legal. Si has comprado un vehículo de segunda mano, es decir, ya matriculado, debes efectuar el cambio de titularidad del coche en el Registro de la Dirección General de Tráfico (DGT); de esta forma, el «nuevo» coche dejará de estar a nombre del dueño anterior y tu pasarás a ser, legalmente, el nuevo dueño.

Volkswagen Golf ocasiónSi Si has adquirido el vehículo en un compraventa, normalmente no tendrás que hacer la gestión, pero si lo has comprado a un particular, debes quedarte con el contrato de compraventa o una fotocopia del mismo, así como con una fotocopia del documento de identidad del vendedor, la solicitud de cambio de titularidad del vehículo firmada por comprador y vendedor y la documentación del vehículo: Tarjeta ITV con ficha técnica, permiso de circulación y recibo del impuesto municipal pagado correspondiente al año anterior al trámite.

Conviene recordar que, en estos casos, el dueño del vehículo a fecha 1 de enero es el encargado de pagar el impuesto municipal de circulación correspondiente a ese año, aunque siempre se puede llegar a un acuerdo entre las dos partes y dejar constancia de ello por escrito en el contrato de compraventa.

Cuánto cuesta cambiar de nombre un coche

Seat Ibiza segunda manoAntes de acudir a la oficina correspondiente de la DGT, tienes que ir a Hacienda de tu Comunidad Autónoma para abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales (modelo 620 o modelo 621, según corresponda). En este paso hay que aportar toda la documentación citada anteriormente y el importe a pagar depende del precio del vehículo, ya que, en función de la Comunidad Autónoma donde se haga, es un porcentaje del precio de venta, ya sea un 4% o un 6%.

Si el precio estipulado por ambas partes es inferior al que Hacienda considera que debería costar ese vehículo según unas tablas de antigüedad, Hacienda tomará como referencia sus tablas para determinar el importe del impuesto de transmisiones patrimoniales. En Madrid se aplica un 6%, por lo que, si el coche ha costado 10.000 euros, el impuesto de transmisiones patrimoniales ascenderá a 600 euros.

Una vez pagado el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), obtendrás un código (en Hacienda pegarán una pegatina con un código en el contrato de compraventa) y deberás dirigirte a cualquier Jefatura de Tráfico, previa petición de cita. Da igual la Jefatura de Tráfico donde quieras hacer este trámite, todas son válidas; para pedir cita, puedes hacerlo a través de este enlace internet o llamando al número de teléfono 060 (necesitarás el nombre y apellidos de la persona que compra el coche o de su representante, así como la matrícula del coche).

En la Jefatura de Tráfico tendrás que volver a aportar toda la documentación necesaria para efectuar el trámite y abonar las tasas, que ascienden a 54,60 euros en toda España (27,30 euros para ciclomotores). Con estos trámites, la DGT imprimirá un nuevo permiso de circulación con tu nombre y, a efectos legales, el coche será tuyo.