Uso del claxon sin que te multen: la DGT aclara en qué supuestos puedes usarlo

dgt-aclara-uso-claxon
Uso del claxon sin que te multen: la DGT aclara en qué supuestos puedes usarlo
Nicolás Merino
Nicolás Merino
El Reglamento General de Circulación indica que el uso del claxon y de otras señales acústicas está permitido para ocasiones muy específicas. Usarlo de forma incorrecta acarrea una multa de 80 euros

Según se detalla en el Reglamento General de Vehículos (RGV), todos los vehículos a motor están en la obligación de tener instalado un “aparato reproductor de señales acústicas que emite un sonido continuo, uniforme y de suficiente intensidad”. Es decir, el claxon. Esta elemento sonoro tiene el objetivo de alertar a otros usuarios, ya sean conductores, ciclistas o peatones de que existe un posible peligro. Usarlo para cualquier otra cosa está prohibido.

Así lo recoge el Reglamento General de Circulación (RGC), el cual establece que quedará terminantemente prohibido el uso de señales acústicas sin causa justificada. Tampoco se podrá usar el claxon en aquellas zonas donde se encuentre la señal R-319 (una bocina sobre un fondo blanco y bordeado de color rojo), la cual está presente en zonas como hospitales. Esta indica que no se pueden usar señales acústicas y debes cumplirla hasta la próxima señal de fin de prohibición

senal-r-319-prohibido-claxon

Sin embargo, uno de los usos más extendidos del claxon es el de recriminar maniobras a otros conductores e incluso saludar a conocidos. Con el objetivo de evitar estas situaciones, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha querido recordar en qué situaciones se puede usar el claxon:

  • Antes de adelantar a un vehículo de dos ruedas en un paso a nivel o cerca de éste.
  • Cuando trates de evitar un accidente.
  • En vías estrechas o con muchas curvas.

También existen otros supuestos. Por ejemplo, para advertir de nuestra presencia al resto de los usuarios de la vía si nos vemos obligados a circular como un servicio de emergencia. En este caso, tendremos que usar el claxon de modo intermitente y combinarlo con las luces de emergencia. Asimismo, la bocina también se puede emplear cuando queramos indicar un adelantamiento fuera de poblado.

Por lo tanto, para el resto de situaciones emplear señales acústicas no está permitido. La multa por el uso indebido del claxon puede ser de 80 euros. Además, si en nuestro vehículo llevamos sistemas acústicas que no están homologados o no disponemos de claxon, entonces la sanción se eleva a 200 euros.

 

0 Comentarios