Dientes de dragón: la curiosa señal de la DGT con la que levantarás el pie del acelerador

Dientes de dragón: las nuevas marcas viales de la DGT para controlar los excesos de velocidad
Dientes de dragón: la curiosa señal de la DGT con la que levantarás el pie del acelerador
Javier Jiménez
Javier Jiménez
Junto a los radares, Tráfico también recurre a otros elementos para controlar los excesos de velocidad y garantizar la seguridad vial en las carreteras españolas.

Uno de los principales objetivos de la Dirección General de Tráfico (DGT) pasa por reducir el número de víctimas mortales que se producen cada año en las ciudades a causa de atropellos. Para ello, además de reducir el límite de velocidad a 30 km/h en entornos urbanos, el organismo dirigido por Pere Navarro también ha implementado nuevas soluciones en las calles como los llamados dientes de león.

¿Qué significan las nuevas líneas blancas y azules que te encontrarás en la calle?

Dientes de dragón: las nuevas marcas viales de la DGT para controlar los excesos de velocidad

Estas nuevas señales horizontales se están poniendo a prueba de forma experimental en diferentes municipios de nuestra geografía como la localidad de Nava de Roa (Burgos). Se trata de unas marcas viales en forma de triángulo que están pintadas sobre los márgenes del carril que llaman la atención de los conductores para advertir de la proximidad de un paso de cebra.

Según señalan los expertos, estas señales generan una ilusión óptica hace que el carril parezca más estrecho de lo normal. De esta manera, al pasar por un punto señalizado con las marcas de dragón, los conductores reducen la velocidad y extreman la precaución. Este tipo de señales, que tiene una longitud de 30 metros, suele estar situado junto a pasos de peatones, tramos con una alta concentración de accidentes o puntos negros de las carreteras.

marcas viales galones DGT

Otra de las marcas viales a las que recurre la DGT son los llamados galones. Estas flechas situadas sobre el asfalto de algunas autopistas y autovías sirven para visualizar la distancia de seguridad que debemos respetar respecto al vehículo que llevamos por delante. Gracias a esta referencia, podemos calcular la separación y evitar un posible alcance. 

En función de la velocidad máxima de la vía, la distancia entre estas marcas puede ser mayor o menor. En un punto limitado a 100 km/h, los galones estarán pintados a una distancia de 85 metros, mientras que en una vía de 120 km/h la marca se sitúa cada 100 metros.