Líneas verdes en las carreteras, un truco de la DGT para correr menos

lineasverdes
Líneas verdes en las carreteras, un truco de la DGT para correr menos
Nicolás Merino
Nicolás Merino


Las líneas verdes hacen que la carretera parezca más pequeña de lo que realmente es, lo que lleva a los conductores a reducir la velocidad. Se trata de un método que ya se emplea con normalidad en otros países de Europa como Suecia y Holanda.

La cruzada de la Dirección General de Tráfico (DGT) para reducir al mínimo los siniestros en las carreteras es total. Uno de sus principales focos de actuación es la lucha contra los excesos de velocidad. Si hace unos días os informábamos acerca de los radares en cascada y de su posible llegada a todas las carreteras de nuestro país, ahora la DGT está probando otros métodos para evitar los excesos de velocidad.

Carreteras con líneas verdes de la DGT

En este sentido, está pintando líneas verdes, junto a las tradicionales líneas blancas, en algunas carreteras de Castilla y León. El objetivo de este medida no es otro que reducir los excesos de velocidad, ya que estas líneas verdes provocan un efecto visual que hace que la carretera parezca más pequeña. Así, el conductor tiene la sensación de circular por un carril más pequeño de lo que realmente es, algo que disminuiría el número de vehículos que circulan por encima del límite de velocidad.

Es un método de eficacia probada y que ya se lleva a cabo con normalidad en países como Suecia y Holanda, donde ha quedado demostrado que estas líneas verdes motivan a los conductores a reducir la velocidad.

De extenderse al resto de carreteras de España, este sería un nuevo método más para combatir el exceso de velocidad y que, además, sería mucho más económico, ya que la DGT no tendría que llevar a cabo la instalación de radares para controlar la velocidad. Estas líneas verdes van acompañadas de señales verticales que indican a los conductores que están circulando por carreteras con velocidad controlada.