124 motoristas fallecidos en el primer semestre de 2021

ventas motos
124 motoristas fallecidos en el primer semestre de 2021
Jose Lagunar
Jose Lagunar
La accidentalidad en los motoristas se ha disparado. El colectivo vulnerable de los motoristas se está llevando la peor parte en cuanto a fallecidos y heridos graves.

Un motorista es una cifra inasumible para una sociedad en 2021, 124 motoristas fallecidos mucho menos. 10 fallecidos en ciclomotor y 114 fallecidos en moto, 59 más que en 2020. Es una cifra y un incremento inasumible que debería ir acompañado de una gran campaña de protección a este colectivo.

Desde la DGT la campaña se ha lanzado, solo que de control a los motociclistas y no de protección a los mismos. En demasiadas ocasiones son las infraestructuras deficientes de la vía las responsables del fatal desenlace de una caída porque las carreteras están llevas de trampas mortales para los moteros.

En demasiadas ocasiones las administraciones públicas demonizan al colectivo motero en vez de protegerlo. En demasiadas ocasiones se habla de excesos de velocidad y de consumo de alcohol por parte de los moteros cuando en realidad son una ínfima minoría de ellos. No debemos criminalizar a un sector por un par de personas irresponsables y sí debemos, como sociedad, dar los pasos necesarios para mejorar su seguridad, empezando por una investigación técnica e independiente de lo que está sucediendo realmente en cada uno de los accidentes de moteros con resultado de heridos graves y de fallecimientos.

moto 1

A la administración se la ha caído la excusa de la temeridad y del alcohol con los moteros, en tan solo 5 días de agosto han fallecidos dos agentes de la autoridad en accidentes de tráfico. Un agente de 40 años y otro de 51 que acudían a sus respectivos avisos y que por accidente de tráfico en sus motocicletas han fallecido. Por desgracia no son los únicos, otros agentes de la autoridad han perdido la vida en sendos accidentes de tráfico cuando acudían a socorrer a otras personas y es que ni las ciudades, ni muchos menos las carreteras españolas, están en el suficiente buen estado de conservación y mantenimiento como para proteger la vida de los motoristas que las utilizan.

En RiveKids solicitamos una investigación técnica de cada accidente con víctimas y la consiguiente medida técnica para evitar que en ese mismo punto y de esa misma forma se repita un suceso fatal. En muchas ocasiones es tan sencillo como tener las vías limpias y en buenas condiciones, en muchos casos es tan sencillo como poner guardarraíles con protección para motoristas o añadir esa protección a los guardarraíles asesinos ya existentes. Añadir una protección para el motorista tiene un coste para el estado de unos 15 euros metro lineal, es intolerable que por “calderilla” no se esté protegiendo mejor la seguridad de estos usuarios vulnerables de la vía.

Por desgracia el tema de los guardarraíles asesinos es mucho más serio que poner protección para los motoristas, que también, hay kilómetros y kilómetros de guardarraíles mal instalados y en lamentables condiciones de conservación que son un riesgo para todos los usuarios de la vía.