Sí, esta opción se ha normalizado durante el confinamiento

¿Es posible comprar un coche 100% on-line?

comprarcocheonline
¿Es posible comprar un coche 100% <em>on-line</em>?
Enrique Espinós
Enrique Espinós

La tecnología ya permite adquirir un vehículo sin que tengas que acudir siquiera al concesionario. Te contamos cómo se adquiere on-line un coche y qué herramientas se utilizan.


«El que manda es el cliente», expone Gerardo Pérez, presidente de los concesionarios españoles, «y cada día, está más dispuesto a trabajar únicamente on-line«. Es por eso por lo que «el interés por la compra de vehículos 100% a través de Internet ha ido incrementándose en España en los últimos años», explica Samuel Pulido, CEO de Trive, una empresa de venta digital de coches y motos que opera en nuestro país desde 2017 y que, de 2018 a 2019, vio como las peticiones de compra en España se incrementaban en un 163%.

La venta 100% digital de coches «ya resulta habitual desde hace unos años» en el vehículo de ocasión (los compradores buscan el coche que más les interesa a través de los portales de compraventa y, si viven en otra provincia, finalizan la compra sin pisar el concesionario), reconoce Carlos Bustillo, el presidente de la patronal de concesionarios de la Comunidad de Madrid, donde se llevan a cabo el 40% de las ventas de coches en España. Por eso, Bustillo explica que «lo que ha venido a hacer el coronavirus respecto al vehículo nuevo ha sido acelerar la digitalización de las ventas». Es más, señala que, durante el estado de alarma, «prácticamente el total de las ventas se gestionaba on-line» y «muchas» se finalizaban igual; «sobre todo en grandes ciudades y en concesionarios importantes». Aunque indica que «en el resto de España y en concesionarios pequeños las ventas 100% digitales todavía resultan raras».

Bustillo, que gestiona varios concesionarios Hyundai, pone como ejemplo su propia experiencia: «la semana del 11 al 17 de mayo, (cuando se permitió la apertura de  los primeros concesionarios en España tras el confinamiento) vendimos nueve coches, y en siete no llegamos a ver al comprador en el concesionario». Una tendencia que, en estos tiempos de miedo al contagio por coronavirus, están intentando aprovechar marcas como las del Grupo FCA (Abarth, Alfa Romeo, Fiat y Jeep), Ford, Citroën o DS, que llegaron a implementar en sus webs la posibilidad de comprar un vehículo 100% on-line; Citroën, DS o Fiat incluso te ofrecen la posibilidad de entregarte el coche a domicilio.

¿Cómo se compra un coche sin pisar un concesionario?

Actualmente, la tecnología permite el contacto directo e inmediato, ya sea por teléfono o por e-mail, entre el comprador y el comercial. «Y cada vez es más frecuente la utilización de videollamadas para enseñar el coche o responder a cualquier pregunta», indica Bustillo. Y es que un cliente puede acceder a servicios de chat en tiempo real a través de la web de la marca (algo que ofrecen, por ejemplo, Toyota o Fiat), pero también ponerse en contacto con el comercial de un concesionario a través de Zoom, Google Hangouts (la que usa el Grupo FCA), WhatsApp… o mediante aplicaciones específicamente pensadas para el sector del automóvil como CitNOW, que es la que usan todos los servicios oficiales Ford en Europa para que sus clientes aprueben on-line la reparación de sus coches.

«Los contratos se pueden firmar on-line«

«Y también se puede hacer on-line la solicitud de financiación», señala Carlos Bustillo, presidente de la patronal de concesionarios de la Comunidad de Madrid. Una vez que la financiación esté aprobada (se gestiona en unas 24 horas) o el concesionario haya cobrado el automóvil, la concesión puede tramitar telemáticamente la documentación del vehículo con la DGT «en apenas unas horas».

En cuanto a la entrega del coche, «estos días los concesionarios importantes de cualquier marca ofrecen hacerla en el domicilio del cliente», señala Bustillo, y «en muchos casos», la concesión no la cobra aparte. Ahora bien, esta entrega, que viene acompañada de un certificado de que el vehículo está libre de virus, tiene «un coste importante» (aprox. 500 euros en el caso de entregar el coche en otra provincia); de ahí que «se dé más por parte de concesionarios con cierto volumen de ventas».