La Volkswagen T6 se renueva

7 La Volkswagen T6 se renueva
Fotos del Volkswagen Multivan 6.1
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso

Uno de los nombres más respetados de la automoción mundial: la furgoneta de Volkswagen recibe un lustroso restyling.


Aunque Volkswagen ya nos mostró imágenes del restyling de su T6 a principios de 2019, fue en el pasado Salón de Frankfurt donde pudimos verla en directo. La T6, de la que emergen las versiones Caravelle, Multivan y California –además de la de carga, denominada Transporter–, recibe una actualización de diseño, equipamiento y motorizaciones que se hará efectiva a partir de este mismo otoño. El precio de la nueva T6.1 de pasajeros partirá de, aproximadamente, 29.000 euros.

Respecto a la T6 de 2015, la T6.1 estrena paragolpes, parrilla, faros de led, llantas y diversas combinaciones de nuevos colores y molduras para la carrocería. Sus dimensiones no cambian, con 4,90 metros de longitud en la versión estándar, 5,00 m en la California y 5,30 m en la variante de batalla larga.

Kia XCeed: dinamismo y tecnología en formato crossover

En el interior, el salpicadero se ha renovado y en él se acopla una nueva pantalla central que además estrena un más avanzado sistema multimedia. También cambian el volante y las tapicerías, y ahora el cuadro de mandos puede ser totalmente digital como elemento opcional.

La gama de motores ha sido ampliamente renovada. De inicio, todas las motorizaciones parten del mismo bloque diésel 2.0 TDI. La versión de acceso desarrolla 90 CV y por encima se sitúan las de 110, 150 y 199 CV, esta última biturbo. La transmisión es manual en las dos más modestas, automática en la más poderosa, y a elegir entre ambas en la de 150 CV. La tracción es delantera, si bien las dos versiones más potentes pueden llevar tracción total 4Motion como opción.

Volkswagen T6 2020

Más allá de sus motores, el principal cambio que recibe la T6.1 es la inclusión de una dirección electromecánica en lugar de la antigua de asistencia hidráulica. Esta modificación ha sido necesaria de cara a poder ofrecer distintos asistentes a la conducción, como uno que compensa el viento lateral –de serie–, u otros más comunes como el control de mantenimiento de carril o el aparcamiento semiautomático.

Con todo, la T6.1 seguirá siendo la referencia para los amantes de este tipo de vehículos, continuando así con una saga que comenzó en 1950 con la VW T1.