Lista para este otoño

i-ART de Volvo: Una inyección distinta para cada cilindro

motor volvo vea i art
Volvo quiere controlar mejor el carburante que se emplea en cada ciclo de combustión con el sistema i-ART
Autofacil
Autofacil
Como parte de la nueva familia de motores VEA -Volvo Engine Architecture- de la marca sueca, la tecnología i-ART permitirá ahorrar combustible al medir la presión en cada uno de los cilindros por separado, y calcular la cantidad justa de combustible a inyectar.


La tecnología i-ART de Volvo, para motores diésel de cuatro cilindros, consiste en adaptar de forma individual la inyección de combustible en cada uno de ellos: En lugar de usar un sólo sensor para todos los cilindros y ubicarlo en el raíl común, cada inyector tiene su propio sensor de presión. Gracias a la información que el sistema i-ART recibe de estos pequeños ordenadores, éste puede recalcular cuánto combustible debe ser inyectado durante cada ciclo de combustión. La gran ventaja de este sistema es el ahorro en carburante que genera, pero también unas emisiones más bajas y más rendimiento con la misma cilindrada.

Al mismo tiempo, los ingenieros de Volvo han aumentado la presión en el raíl a 2.500 bares. «Vamos a crear motores tan inteligentes y con tanta potencia que van a convertir los V8 en dinosaurios», afirma Derek Crabb, vicepresidente de Ingeniería del Tren de Potencia de Volvo.

Volvo lanzará el primer vehículo con arquitectura VEA en el otoño de 2013, asociada a una transmisión automática de ocho velocidades. Los primeros modelos en recibirla serán los S60, V60 y V70, y se fabricarán en la factoría sueca de motores de Skövde. La nueva gama de propulsores podrá combinarse con motores eléctricos que aumenten la potencia conjunta -«comparable a la de un V8«, según Crabb– para comercializar nuevos híbridos, siguiendo los pasos del recientemente presentado V60 Plug-in Hybrid.