¿Qué opciones tengo para ampliar el maletero de mi coche?

maleterocargado
¿Qué opciones tengo para ampliar el maletero de mi coche?
Juan Pedro Mateos-Aparicio
Juan Pedro Mateos-Aparicio

Si eres de esos conductores que viajan con la casa cuestas y tu maletero se te queda corto presta atención: te mostramos los accesorios más eficaces para ampliar su capacidad.


La evolución en el ritmo de vida, hace que cada vez se necesite más espacio en nuestro vehículo cuando viajamos, por lo tanto, o conseguimos un vehículo de mayores dimensiones, con el coste que esto supone o montamos dispositivos para aumentar la capacidad de almacenaje.

Si el coche se queda pequeño cuando realizamos algún viaje de larga distancia y no quieres comprar un vehículo más amplio, la solución es montar un cofre en el techo o en el gancho de remolque si dispone de él detrás; arrastrar un remolque o montar una baca portaequipajes. Entre los diferentes sistemas que podemos incorporar para aumentar el espacio de almacenamiento de nuestro vehículo podemos destacar los siguientes:

Baca portaequipajes

Baca del coche

En el techo de nuestro vehículo podemos montar barras portaequipajes o también llamada baca, que están formadas por diferentes travesaños unidos entre sí. Es el sistema más tradicional y que lleva montándose desde hace muchos años, haciendo que la capacidad de carga sea mayor y con un bajo coste.

Este sistema se puede montar en la mayoría de los vehículos, ocupando poco espacio cuando se desmontan y siendo un sistema que se tarda poco en montar y desmontar. Se recomienda desmontar las barras transversales cuando no se utilizan, para que no llevemos ruido por la resistencia al aire y también se reduzca el consumo de combustible, siendo éstos los dos inconvenientes que presentan.

Por otro lado, si llevamos el equipaje en la baca de techo, debemos tener la precaución de equilibrar su peso y sujetarlo perfectamente para evitar posibles pérdidas y provocar algún accidente. También debemos tener en cuenta que no tenemos que sobrepasar el peso máximo permitido y el peso que pueden soportar la barras, porque si nos pasamos estamos modificando el centro de gravedad del coche y podríamos sufrir bandazos en la conducción.

Es un sistema muy económico que se suele combinar con cuerdas, pulpos elásticos y una funda para tapar la carga y con el que podemos llevar más equipaje en nuestro vehículo. Dependiendo del modelo de coche y del tipo de barras que incorpore, podemos estar hablando de un coste que ronda los 150 euros de media.

Cofre de techo

Dacia Duster con cofre de techo

Los cofres de techo están de moda en la actualidad siendo más caros, pero a la vez más seguros y dan mayor comodidad a la hora de transportar equipaje en nuestro vehículo durante un viaje de larga distancia. Están fabricados de tal forma que tiene muy buena aerodinámica, reduciendo el consumo de combustible y reduciendo el ruido por el aire.

Este tipo de portaequipajes son muy seguros y tienen la ventaja de proteger el equipaje y si llueve que se moje. El inconveniente de este tipo de cofres es su precio más elevado, pudiendo encontrar baratos por 150 euros, hasta los 400-500 euros de algunos modelos. A eso habría que sumar el coste de las barras de techo.

El inconveniente mayor es la incomodidad de quitarlo y ponerlo, por eso podemos ver vehículos con el cofre puesto todo el año, pero si no lo usamos lo más recomendable es quitarlo para que los fenómenos meteorológicos no lo deterioren y si es de material textil si hay que quitarlo para que no vaya haciendo ruido y se rompa con el aire. Es cierto que si montamos un cofre al ser de unas dimensiones mayores tenemos que tener un espacio para almacenarlo y tenerlo guardado cuando no lo utilicemos.

Cofre trasero

Cofre trasero

Otra opción que tenemos para ampliar el espacio de equipaje es el cofre trasero, el cual va anclado en la bola de remolque. No obstante, hay que destacar que es una opción válida para vehículos que ya disponen de enganche de remolque, porque si no dispone y tenemos que instalarlo se nos puede ir de precio. Si tenemos que montar el enganche de remolque tendríamos que desembolsar entre 300 y 500 euros; a los que habría que sumar unos 350 de un cofre trasero.

Son parecidos a los cofres de techo, pero se instalan y desinstalan de una forma rápida y sencilla, no ofrecen la resistencia al viento que ofrecen los de techo y el consumo de combustible es menor, haciendo que tengamos una conducción más segura.

Uno de los inconvenientes que presentan este tipo de cofres son que el equipaje puede coger olor a humo al ir el tubo escape en la parte trasera, pero podemos solucionarlo si metemos el equipaje en bolsas y lo sellamos bien.

Remolque

remolque

Si no tenemos suficiente con un cofre o con una baca, la opción antes de comprar una furgoneta es llevar un carrillo o remolque pequeño. También hay que tener en cuenta que, si nuestro vehículo no dispone de enganche de remolque, tenemos que desembolsarnos de 300 euros mínimo para montarlo y hacernos el gasto de la compra del remolque que podemos encontrarlos desde 300 euros en adelante.

También hay que tener espacio para almacenarlo cuando no lo utilicemos y, sobre todo a la hora de maniobrar, tener mucha precaución. Si llevamos un carrillo o remolque debemos tenerlo asegurado, con lo cual otro gasto más. Pero una de las ventajas que encontramos es que si lo compramos como carro ligero no necesitamos pasar la ITV ni obtener un carnet especial.