Según informa el diario El Español

El Gobierno planea imponer un pago anual por el uso de las carreteras a partir de 2023

viñeta carreteras
El Gobierno planea imponer un pago anual por el uso de las carreteras a partir de 2023
Enrique Espinós
Enrique Espinós
Con el fin de poner solución al mal estado de las vías españolas, el actual Gobierno ha dejado caer varias iniciativas. ¿La última? La imposición, a partir de 2023, de una viñeta anual para todos los vehículos, como existe ya en varios países de Europa.

El estado de las carreteras españolas no es el mejor desde hace ya muchos años. Y su acondicionamiento requeriría, según asociaciones como AEC (Asociación Española de la Carretera) hasta 7.500 millones de euros de inversión inmediata.

Por ello, hace algunos meses, el Gobierno de Pedro Sánchez ya dejó deslizar una posible medida para obtener ingresos para mejorar las carreteras: un posible peaje para el uso de las autovías que incluso remitió a la UE como una medida a tomar a partir de 2024 y con la que asegurarse fondos de ayuda post COVID. Pero aquella idea recibió numerosas críticas y el Ejecutivo no volvió a insistir en ella.

peaje carretera

Mejor la viñeta que el peaje

Aún así, el Ejecutivo no ha cesado en la idea de lograr ingresos extras para poder abordar el acondicionamiento de nuestra red vial y, ahora, una vez olvidada la idea del peaje y según informa El Español, estaría barajando la posibilidad de implementar una viñeta de uso anual, como ocurre en países como Austria o Suiza. Esta viñeta sería la apuesta de la ministra de Transportes, Raquel Gómez, frente al anterior peaje por uso y se implementaría a finales de 2023.

Una viñeta trata, en pocas palabras, del pago de una cuota anual (por ahora no se conoce en qué cantidad estaría pensando el Gobierno; por ejemplo, la de Suiza supone 38,5 euros) por el uso de todas las carreteras nacionales; este pago se reflejaría en una pegatina que deberíamos colocar en el coche, a modo de los actuales distintivos medioambientales, y una red de cámaras (se pueden usar las que ya existen para reconocer el uso del cinturón o del móvil) serían las encargadas de ir reconociendo la matrícula del vehículo y las pegatinas al corriente de pago. De reconocer una pegatina que no estuviera al corriente de pago, se impondría al vehículo una importante sanción económica.

El futuro, ¿un sistema como el portugués?

Pero, según indica El Español, la viñeta sería un sistema de transición hasta que, en 2025, se impusiera en nuestras carreteras un sistema de peajes electrónicos de exclusivo pago por uso. Y es que si la viñeta beneficia a los usuarios que más kilómetros recorren y perjudica a los que usan poco su vehículo; un sistema como el que implantó Portugal allá en 2014, y que cobra a los usuarios por el número de kilómetros que realizan, resulta más justo.

Pero, ¿cómo funciona el sistema de peajes electrónicos de nuestro país vecino? A través de un sistema de peajes con cámaras, situados a lo largo de las vías y que de nuevo reconocen las matrículas de los vehículos que pasan bajo ellos. Eso sí, estos peajes electrónicos son capaces de calcular la distancia concreta que has recorrido y aplicarte la correspondiente tarifa de cobro, que podría cargarse directamente a tu cuenta corriente o a tu tarjeta.