¿El motivo? Una fuga de gasolina

El BMW i3, llamado a revisión

i31
El BMW i3, llamado a revisión
Victor Delgado
Victor Delgado
La marca alemana BMW ha llamado a revisión a su modelo eléctrico i3? ¡por una fuga de gasolina!


Un coche eléctrico llamado a revisión por una fuga de gasolina. Parece una broma, pero no lo es. De hecho, es lo que ha ocurrido con el BMW i3, utilitario alemán con motor eléctrico que necesita pasar urgentemente por el taller para subsanar un problema debido a una fuga de combustible; eso sí, de momento las unidades afectadas, que suman ya 19.130, se encuentran todas en Estados Unidos. La encargada de descubrir el fallo ha sido, una vez más, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, o NHTSA. Pero, ¿cómo ha ocurrido esto, si el BMW i3 es un coche eléctrico?

Conviene recordar que la marca alemana ofrece un propulsor de combustión interna de contenidas dimensiones que se encarga de aportar un extra a la batería del vehículo y así ganar más autonomía en la versión Range Extender -o REX-. No obstante, el BMW i3 sigue sin ser un coche híbrido a pesar de contar con este pequeño motor, ya que éste no se encarga de impulsar las ruedas en ningún caso. Lógicamente, con el reducido precio de la gasolina en Norteamérica, la gran mayoría de clientes que adquieren un BMW i3 lo hacen con esta pequeña ayuda adicional para disfrutar de una mayor autonomía.

Concretamente, el problema se encuentra en una tubería que tiene como misión la ventilación y recirculación de los vapores emitidos por el combustible. Ésta correría el riesgo de entrar en contacto con el cable positivo de la batería, lo que podría derivar en la mencionada fuga de combustible y, posteriormente, acabar en un incendio. Lo cierto es que, afortunadamente, por el momento no ha habido casos de incendio, pero BMW ya se ha apresurado a llamar a todos los propietarios para que vayan al servicio oficial a subsanar este potencial problema.

BMW i3

 

BMW i3