El Citroën C4 Aircross se despide del mercado

citroen aircross 2016 9g
El Citroën C4 Aircross se despide del mercado
Pablo Gutiérrez
Pablo Gutiérrez
La marca francesa deja de comercializar este SUV compacto. A continuación, te contamos la historia de un modelo estrechamente emparentado con el Peugeot 4008 y el Mitsubishi ASX.


La firma Citroën no para en los últimos tiempos; tras el éxito de la tercera generación de su urbano C3, ahora se vuelca de lleno con los modelos C3 Aircross y la versión actualizada del popular C4 Cactus. Además, aprovecha para reestructurar su gama eliminando uno de sus productos más longevos, en concreto nos referimos al C4 Aircross, un SUV compacto que poco tenía que ver con otros vehículos de la marca.

De esta forma, este modelo salía desde Japón fruto del acuerdo empresarial entre Mitsubishi y el grupo PSA. Por tanto, no era de extrañar las grandes similitudes existentes con otros dos vehículos con los que compartía plataforma y componentes: el Peugeot 4008 –ya cesado- y el Mitsubishi ASX –aún vigente en el mercado-.

Cada modelo se distinguía por unos rasgos de diseño propios tanto en el frontal como en la zaga, gracias a la incorporación de ópticas y paragolpes específicos. Eso sí, el Citroën añadía un pilar C con efecto «flotante» que le dotaba de un aspecto más original y deportivo.

citroen aircross 2016 1 g

Por otro lado, en el habitáculo apenas existían diferencias estéticas y nos encontrábamos con materiales sencillos pero bien ajustados entre sí. No destacaba por su espacio interior –se encontraba en la media de la categoría- y el maletero ofrecía un volumen de 416 litros con rueda de repuesto -442 litros con kit de reparación de neumáticos-.

La gama llegó a estar formada por tres alternativas: una mecánica de gasolina atmosférica -1.6i de 117 CV- y dos diésel HDi -1.6 de 114 CV y 1.8 de 150 CV-. El bloque de gasóleo básico era de origen PSA, mientras que los motores restantes procedían de Mitsubishi. Además, este modelo se podía elegir con tracción a las ruedas delanteras o un sistema de tracción total. Para asegurar un buen comportamiento en carretera, todas las versiones incluían una suspensión trasera multibrazo.

citroen aircross 2016 21 g

En lo referente al equipamiento, no podía disponer de los últimos dispositivos de ayuda a la conducción. Sin embargo, si estaban presentes elementos como el acceso sin llave, airbag de rodilla –de serie en toda la gama-, asientos calefactables, cámara trasera con sensores de aparcamiento, faros de xenón, navegador, sistema Stop & Start, tapicería de cuero y techo panorámico.

 

Citroën C4 Aircross