Comprar un Mercedes EQA como coche para todo: ¿sí o no?

Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Este lector tiene en mente adquirir un Mercedes EQA. Antes de proceder al desembolso que requiere, nos consulta si debería hacerlo o no.

He sido cliente de Mercedes durante muchos años y, en general, son modelos que me encantan. Ahora tengo un Volkswagen Passat Alltrack, pero voy a cambiarlo y he pensado en un Mercedes eléctrico. ¿Por qué? Pues primero porque, como decía, me gustan los Mercedes. Y segundo porque pretendo tenerlo durante muchos años, quizá veinte, o más. Y para poder circular con él indefinidamente, probablemente sea buena idea que sea eléctrico.

Y dentro de la gama eléctrica de Mercedes, el que me mejor me encaja es el EQA porque es compacto, relativamente alto y tiene una autonomía decente. Pretendo utilizarlo para todo, y eso no incluye sólo el uso diario, sino también los viajes de vacaciones, que con mi jubilación ya muy cercana espero que no sean pocos. ¿Cómo lo véis? ¿Me arrepentiré de pasarme a lo eléctrico? E. J. (Madrid)

Mercedes EQA 250+

Mercedes EQA

Comenzaremos intentando contestar a tu última pregunta: ¿Te arrepentirás pasándote a lo eléctrico? Bueno, eso depende de cómo te tomes el cambio. Para el día a día, un coche eléctrico es lo mejor porque no se ve limitado por su autonomía ni por las horas que precisa para ser recargado. En el uso cotidiano es más limpio y también más agradable de conducir gracias a su suavidad y enérgica respuesta, por no hablar del evidente ahorro económico respecto a un vehículo de combustión.

A la hora de viajar ya se presentan ciertos inconvenientes. El principal es la autonomía, lo que se traduce en tener que hacer mínimo una parada a poco que el trayecto, en el caso del EQA, supere los 300 km. Y de eso deriva otro posible problema: que donde pares a recargar los postes estén plenamente operativos y que en ese momento haya alguno libre. Aparte, aquí la ventaja económica se diluye, pues el precio del kWh en los cargadores rápidos de corriente continua en autopista suele oscilar entre 0,35 y 0,79 euros, lo cual multiplica por entre dos y seis veces el coste de recargar en casa en corriente alterna.

Mercedes-Benz EQA+

Al menos, eso sí, el EQA admite cargas de hasta 100 kW en corriente continua, lo que te permite cargar casi toda la batería en poco más de media hora. Por cierto, aunque no nos has dicho cuál es tu presupuesto, nuestra sugerencia es que elijas la versión EQA 250+, que es la que tiene la batería más capaz. Concretamente, el EQA 250+ tiene una batería de 70,5 kWh, mientras que los ‘250’, ‘300’ y ‘350’ emplean una de 66,5 kWh. A raíz de ello, el EQA 250+ homologa una autonomía de 530 km gracias a que su consumo oficial es de 15,3 kWh.

Esa autonomía nunca se dará en uso real, pero eso es algo que pasa con cualquier vehículo eléctrico. Sin embargo, el EQA es un automóvil eléctrico bastante eficiente dado que en uso real obtiene consumos de en torno a 16,5 kWh en ciudad y 21,5 kWh en carretera. Eso se traduce que en territorio urbano puedes incluso superar los 400 km de autonomía, mientras que en carretera puedes rondar los 300 km antes de empezar a preocuparte por dónde parar a recargar.

Si esto no es problema para ti, el EQA 250+ es una excelente opción. Cuesta 55.323 euros y sus 190 CV se tornan más que suficientes para un uso normal, pues incluso acelera de 0 a 100 km/h en unos competitivos 8,6 segundos. Los EQA 300 y 350, ambos equipados con dos motores y tracción total, ofrecen 228 y 292 CV respectivamente, pero en la práctica su autonomía es claramente menor.

 

Mercedes-Benz EQA

Mercedes-Benz EQA

Lo sentimos, no existen videos de ésta categoría