Nuevo NIO ET7 2021: 653 CV y hasta 1.000 km de autonomía para el rival chino del Tesla Model S

nio et7 2021
Nuevo NIO ET7 2021: 653 CV y hasta 1.000 km de autonomía para el rival chino del Tesla Model S
Javier Jimenez
Javier Jimenez

La nueva propuesta del fabricante de automóviles chino recibe el nombre de NIO ET7. Se trata de una berlina 100% eléctrica dotada de un esquema motriz de 653 CV que además promete hasta 1.000 kilómetros de autonomía. A continuación, te contamos todos los detalles del modelo nipón.


Si echamos la mirada atrás para repasar la historia de NIO encontramos a una firma asiática que lleva tiempo tratando de abrirse paso en el mundo de los vehículos eléctricos. Los últimos lanzamientos de la compañía llegaron en forma de SUV bajo los nombres de: ES6, ES8 y ECS. Aunque es probable que el primer modelo de la marca que te venga a la mente sea el NIO EP9, un espectacular hypercar eléctrico de 1.341 CV y 1.480 Nm de par que a día de hoy ocupa el décimo puesto en el ránking de vueltas más rápidas de la historia de Nürburgring.

El nuevo miembro de la familia NIO recibe el nombre de ET7 y es una sofisticada berlina 100% eléctrica que llega al mercado chino para plantar cara al Tesla Model S. Sus dimensiones son de 5,09 metros de largo, 1,98 metros de ancho y 1,50 metros de alto. A su vez, la distancia entre ejes es de 3,06 metros, lo que se traduce en un espacio interior muy amplio, sobre todo en la segunda fila.

NIO ET7

En relación al apartado estético, estamos ante un vehículo de líneas fluidas con un diseño limpio y moderno que juega en favor de la aerodinámica del conjunto, que en este caso logra un CX de 0,23. En este sentido encontramos algunos elementos que son comunes en otras propuestas que obedecen a un planteamiento similar como los tiradores de las puertas enrasados o las llantas carenadas.

NIO ET7 interior

De puertas para adentro la firma apuesta por un ambiente minimalista que combina materiales de primera calidad con la última tecnología del mercado. La tapicería de piel blanca se deja ver sobre los asientos, el salpicadero, la consola central y los paneles de las puertas. Frente al puesto de conducción disponemos de un cuadro de instrumentos digital que luce sobre una discreta pantalla horizontal. A su derecha encontramos una gigantesca pantalla vertical AMOLED de 12,8 pulgadas que hace las veces de sistema de infoentretenimiento. A esto hemos de añadir un sistema de sonido de alta fidelidad que incluye 23 altavoces y 1.000 W de potencia.

Aunque en el plano tecnológico, sin duda, el gran atractivo pasa por un avanzado sistema de conducción autónoma. El llamado Nio Autonomous Driving está formado por 33 sensores que analizan el entorno del coche apoyados por cuatro procesadores de la firma Nvidia que ofrecen un rendimiento superior a los empleados por Tesla en sus vehículos. Este equipamiento se completa con 11 cámaras de alta resolución, un radar LiDAR, doble GPS y 12 sensores ultrasónicos. Todo ello permite al nuevo NIO ET7 recorrer una distancia de hasta 680 metros en modo autónomo. Para poder acceder a esta función habrá que estar adherido a un servicio de suscripción mensual.

NIO ET7

A nivel mecánico, el nuevo NIO ET7 monta un sistema eléctrico formado por dos motores —uno sobre cada eje— que de manera conjunta son capaces de desarrollar 653 CV de potencia y 850 Nm de par máximo. Gracias a esta configuración, la berlina china puede completar el 0 a 100 km/h en sólo 3,9 segundos.

Respecto a las baterías, se ofrecen tres opciones distintas con paquetes de 70 kWh, 100 kWh y 150 kWh. La configuración más básica permite al NIO ET7 recorrer 500 kilómetros de distancia. La opción intermedia aumenta esta cifra hasta los 700 kilómetros y la versión tope de gama alcanza los 1.000 kilómetros con una sola carga. Todas estas homologaciones responden al ciclo NEDC. Aún se desconocen los datos correspondientes al ciclo WLTP por lo que no podemos establecer comparaciones con modelos presentes en el mercado europeo.

NIO ET7

Frente a los habituales puntos de carga que ofrecen otros fabricantes, NIO propone una innovadora solución para sus vehículos denominada Power Swap Station 2.0. Se trata de una visión de futuro que contempla la creación de una infraestructura formada por diferentes estaciones de cambio de baterías. Gracias a ello, los clientes de la firma china podrían reemplazar las baterías descargadas de sus coches por unas completas en cuestión de unos pocos minutos.

El nuevo NIO ET7 ya está disponible en el mercado chino por un precio que parte de 378.000 yuanes (47.870 euros al cambio) en el caso de elegir la opción con las baterías en alquiler. En el caso de querer tenerlas en propiedad, la tarifa aumenta hasta los 448.000 yuanes (56.760 euros). Las primeras entregas se producirán a comienzos de 2022.