¿Qué cubre la garantía de un coche de segunda mano?

garantiamarca 1 e1623572336532
¿Qué cubre la garantía de un coche de segunda mano?
Enrique Espinós
Enrique Espinós
Antes de comprar un coche usado, muchos nos preguntamos si es mejor de kilómetro 0, seminuevo o de ocasión. Saber qué cubre la garantía de cada uno de estos coches, es un factor a tener en cuenta antes de decidir. Y es que, en estos casos, depende de su antigüedad y de quién te lo venda

¿Cómo es la garantía de un coche de Km0?

Legalmente debe tener la garantía obligatoria de dos años; eso sí, ten en cuenta que esa garantía empieza a contar desde su fecha de matriculación, por lo que si compras ahora un Km0 matriculado hace cuatro meses, la garantía te durará ese periodo… menos esos cuatro meses.

Descargar contrato de compra-venta de coches usados entre particulares

Qué gastos tiene la compraventa de un vehículo y quién debe asumirlos

Si compras el coche en un compraventa o un concesionario

Por Ley, deberá darte, al menos, un año de garantía (es ilegal que no te la ofrezca). Eso sí, la gran mayoría de los profesionales contratan la garantía de sus vehículos de ocasión con empresas externas: lee muy bien el contrato que te entreguen para saber qué te cubre exactamente y a quién reclamar en caso de avería.

Si el coche tiene menos de dos años (el periodo habitual de garantía comercial de las marcas), todavía le quedará parte de su garantía de fábrica (según la marca, puede ser de dos, tres o, incluso, de siete años) que no se pierde aunque el vehículo cambie de propietario. Así, el coche estará cubierto, durante los meses que le queden a la garantía del fabricante, por dos garantías: la de la marca y la que ha de ofrecerte el vendedor, de un año desde el momento de la entrega.

Si compras el coche a un particular

No tiene obligación de darte garantía, pero sí de responder, durante seis meses desde el momento de la venta, de los posibles ‘defectos ocultos’. Por eso, si durante ese tiempo detectas algún fallo, podrás reclamar al vendedor interponiendo una demanda judicial y presentando pruebas (un informe pericial que acredite que el fallo existía en el momento de la compra; te costará desde aprox. 300 euros). Si ganas la demanda, el vendedor deberá arreglar la avería o aceptar de vuelta el coche devolviéndote el dinero.