Consejos para combatir las alergias en el coche

alergiasok
Consejos para combatir las alergias en el coche
Autofácil
Autofácil
Un simple estornudo a 120 km/h hará que circules durante más de 30 metros con los ojos cerrados... así que imagina las consecuencias de sufrir una crisis alérgica a esa velocidad. Aquí te damos consejos para combatir los síntomas y viajar de manera segura.


Con la llegada de la primavera, las personas que sufren algún tipo de alergia, sobre todo las relacionadas con el polen, comienzan a sufrir síntomas que pueden ser muy molestos y peligrosos a la hora de ponerse al volante. Entre los más frecuentes encontramos estornudos, congestión nasal, fatiga, ojos llorosos y picor en la piel, los ojos y la garganta. Todos estos síntomas tienen consecuencias directas en la conducción, y por ese motivo conviene tener en cuenta una serie de consejos útiles para combatir estos efectos.

También te interesa…

Según datos de la Sociedad Española de Alergología, en España más de 12 millones de personas sufren algún tipo de alergia, una cifra que crece a razón del 2% anual. Los motivos principales, según esta entidad, son la contaminación y el cambio climático, causantes de que el polen sea cada vez más agresivo. Las gramíneas son las que provocan el mayor número de alergias en casi todas las regiones, aunque en Madrid y Barcelona la ´amenaza´ principal es el conocido como plátano de sombra.

alergias al volante

Combatir las alergias al volante es vital si tenemos en cuenta que si estornudas mientras conduces a una velocidad de 80 km/h, recorres 25 metros con los ojos cerrados. Y si circulas a 120 km/h… 20 estornudos harán que circules sin mirar a la carretera durante ¡660 metros! Por ese motivo, te damos una serie de consejos para que mitigues en la medida de lo posible los síntomas de las alergias al volante:

  1. Sustituye el filtro del habitáculo cada año o cada 15.000 km. Así conseguirás reducir, hasta en un 80%, la cantidad de polen, polvo y partículas que llegan del exterior del vehículo.
  2. Circula siempre con las ventanillas subidas, sobre todo, si vas por una carretera con mucha vegetación. Puedes consultar los niveles de polen en la web polenes.com.
  3. Ten cuidado con la hora a la que conduces: evita tanto el amanecer como el atardecer, porque son los momentos en los que mayor concentración de polen hay en el aire.
  4. Si accionas el aire acondicionado o la calefacción, activa el sistema de recirculación de aire en el habitáculo para que, así, el vehículo no tome aire del exterior.
  5. Mantén limpio el interior de tu coche, sobre todo si la tapicería es de tela o terciopelo, que retienen más partículas.
  6. Si tienes que viajar con animales -su pelo retiene multitud de suciedad, polen y otras partículas-, lávalos justo antes del viaje.