El Cupra León más barato, el 1.5 eTSI de 150 CV, a prueba

Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Hemos podido ponernos al volante del nuevo Cupra León 1.5 eTSI, que conforma el escalón de acceso a la marca y que porta la etiqueta ECO por primera vez en un Cupra.

Siempre hemos asociado Cupra a deportividad. Y es normal, no en vano, el acrónimo de Cup-Racing fue creado en 1996 para designar a los modelos deportivos de Seat, habiéndose materializado en apetecibles deportivos construidos durante años especialmente sobre el Ibiza y el León. Posiblemente, tocaron techo con el último Seat León Cupra que existió, reconocido por muchos expertos como uno de los mejores compactos deportivos de la era reciente y, particularmente, uno de mis coches preferidos si lo combinas con la carrocería familiar.

Sin embargo, en 2018 Cupra se semi-independizó de Seat posicionándose como una marca como tal. Comenzó dando continuidad a esa trayectoria deportiva con el sensacional Cupra Ateca, pero la nueva Cupra también pone el foco en esa clase de cliente que se ve atraído por los Cupra pero que no necesita, ni probablemente quiera, 300 CV de potencia. Al Ateca le siguieron más tarde los Cupra León, Formentor y Born.

Cupra León 1.5 eTSI

Es ahí donde adquiere sentido su gama de modelos ‘terrenales’ que se posicionan entre lo generalista y lo premium y que se sustentan sobre el diseño, el equipamiento y, según versiones, también en la electrificación. Dinámicamente no son deportivos desde el punto de vista de los Cupra ‘gordos’ como el Cupra León VZ 300, el Ateca o los Formentor VZ y VZ5 , pero sí lo son en lo estético.

En esa línea, la extensa gama Cupra León, capitaneada por el mencionado León VZ 300, se ve ahora complementada por una versión ‘de volumen’ que equipa un motor 1.5 eTSI de 150 CV provisto de microhibridación (de ahí la ‘e’ que acompaña a las siglas TSI). El Cupra León también estrena una variante 2.0 TSI de 190 CV de pura combustión, pero la que hemos probado es la primera, que es la que se estima será la más demandada de la gama.

Pues bien, ¿qué podemos decir de este nuevo Cupra León 1.5 eTSI? Para empezar, estéticamente es prácticamente idéntico al resto de la gama, manteniendo casi todo ese aspecto racing. Digo casi todo porque, por ejemplo, no tiene salidas de escape visibles, sino un difusor con dos apliques integrados que lo simulan. Personalmente, odio esta solución, pero por alguna razón muchísimas marcas optan por ella en algunas de sus versiones. Tampoco tiene, como es perfectamente entendible, los imponentes frenos Brembo.

Cupra León 1.5 eTSI

Aparte, lleva llantas de 18″ (en tono Copper opcionalmente). Dentro, tiene unos pedales específicos y, en opción, puede equipar todo el equipamiento disponible en los León más ambiciosos de la gama, como los asientos de tipo baquet o toda la tecnología multimedia.

La única opción para la transmisión es la caja automática DSG. No hay, ni parece que habrá, un León con cambio manual. Aparte, esta versión del León no tiene el mismo eje trasero multibrazo que el resto de la gama Cupra León, como tampoco hay un modo Cupra entre los programas de conducción (sí hay un Sport). Pero es que el enfoque de esta versión es otro y mira más hacia una compra por estética, por estatus o por la atracción hacia su etiqueta ECO, algo importante en los tiempos que corren, pues no obviemos que un tercio de los coches que se venden en España ya portan dicho distintivo.

En marcha, por lógica no se siente como un deportivo, de hecho su comportamiento está más cerca del de un Seat León que del de un Cupra León VZ, pero eso no es malo dado el enfoque de esta versión porque estamos hablando de un fantástico chasis, tan bueno que los 150 CV se te pueden quedar cortos con premura. El motor no es el de un deportivo, pero tiene energía de sobra en cualquier circunstancia y permite acelerar de 0 a 100 km/h en unos más que dignos 8,7 segundos. Y seamos pragmáticos: esto le vale al 99% de los conductores.

Cupra León 1.5 eTSI

Aparte, la usabilidad de este Cupra León en particular queda intacta. Gasta poco (homologa 6,0 L/100 km que, en la práctica, puede que ronden los 7,0 L/100 km, pero no mucho más), es tan cómodo como un Seat León (algo que se maximiza equipándolo con la suspensión DCC de 800 euros), no es ruidoso…

Enlazando curvas se corroboran mis sensaciones. El tacto del Cupra León 1.5 eTSI es el de un Seat León mejorado con un moderado toque deportivo, algo que repito es lo adecuado para el enfoque de una versión que no está dirigida a petrolheads, sino a quien se vea atraído por el resto de atributos de conducir un Cupra, como la imagen, su exclusividad y su buen equipamiento. De todos modos, si buscas una conducción entretenida, vale que esta versión del Cupra León no sea una vorágine de emociones, pero es una de las opciones más competitivas del mercado entre sus rivales directos.

El León 1.5 eTSI de 150 CV conforma la puerta de entrada a Cupra junto con el Formentor 1.5 TSI (que, posiblemente, también reciba la microhibridación en los próximos meses), el cual ha superado todas las expectativas de ventas convirtiéndose en la versión más demandada de la gama Formentor. Tanto es así que, entre enero y noviembre, Cupra ha vendido en España 11.008 unidades del Formentor (y eso que ha habido restricciones en los pedidos de los híbridos por la crisis de los semiconductores), lo que supone el 87,3% de las ventas de la marca en nuestro país en dicho periodo.

Cupra León 1.5 eTSI

Desde que Cupra fuera lanzada en 2018 ha ido creciendo en ventas exponencialmente, éxito sólo interrumpido por la pandemia. Ya ha logrado vender más de 250.000 coches a nivel mundial, siendo casi la mitad de ellos en 2022 y un 75% del total entre 2021 y 2022. Y aparte es que los Cupra están muy bien vistos en otras partes fuera de nuestras fronteras, de hecho, el mercado español es actualmente el tercero para Cupra casi a la par con el segundo, que es Gran Bretaña. Es a Alemania donde van a parar, de largo, la mayoría de los Cupra fabricados.

Volviendo al León 1.5 eTSI, no parece que el más clásico diseño del León pueda replicar el éxito del Formentor de 150 CV, pero a buen seguro su etiqueta ECO y su precio de partida le posicionarán como el Cupra León más vendido, favorecido también porque, en palabras de la marca, es una elección propicia para renting de empresa.

Cupra León 1.5 eTSI

El precio de este nuevo modelo es de 33.340 euros, cifra que asciende a 35.610 euros en el caso de optar por la carrocería familiar Sportstourer. Cierto es que no mantiene el mismo carácter deportivo de los Cupra León ‘gordos’, pero la maniobra de Cupra con esta versión tiene, para nosotros, todo el sentido del mundo, ampliando el rango de posibles clientes hacia aquellos que encuentran el atractivo no tanto en las prestaciones, sino en la estética, el equipamiento o las virtudes de disponer de una etiqueta ECO.

Por cierto, ¿en qué posición queda el Seat León con esta maniobra de Cupra? Bueno, ambos modelos son complementarios, pero aportan algo diferente a cambio de distinta cuantía económica. Un Seat León 1.5 TSI, con acabado deportivo FR, con 130 CV, sin cambio DSG y sin etiqueta ECO, cuesta 28.590 euros, lo que son 4.750 euros menos que el Cupra León 1.5 eTSI que hoy nos ocupa. A juicio de cada uno queda valorar si ese extra de dinero, a cambio de lo que el Cupra aporta, le renta o no. Para nosotros es una cantidad justificada y razonable.

 

Cupra León

Cupra León