Superdeportivos inspirados en el pasado

Ferrari Monza SP1 y SP2, regreso a la época dorada

13 Ferrari Monza SP1 y SP2, regreso a la época dorada
Fotos de los Ferrari Monza SP1 y SP2
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Ferrari acaba de presentar la nueva línea de modelos Icona con los espectaculares Ferrari Monza SP2 y SP2, dos superdeportivos inspirados en los coches que la marca italiana fabricó en los años 50, pero dotados con la mejor tecnología actual.


Aunque sigue sorprendiendo con todos y cada uno de los nuevos lanzamientos, Ferrari vivió su época dorada a finales de los 40 y a lo largo de la década de los 50. La marca del Cavallino Rampante arrasó en todas las competiciones donde tomaba partida a lo largo y ancho del planeta y, con el objetivo de costear el desarrollo de sus coches de carreras, produjo deportivos de calle que hicieron -y hacen- soñar a los aficionados de todo el mundo. Actualmente, modelos como el 250 GT, el 500 Mondial o el 250 GTO alcanzan récords en las subastas más exclusivas y, dado su éxito, la firma transalpina se ha propuesto rememorar esos años con un nuevo segmento denominado Icona, del que ya forman parte los nuevos Ferrari Monza SP1 y SP2.

Inspirados en los Ferrari de mediados de los años 50, ambos lucen una escultural carrocería de estilo Speedster que combina los rasgos estéticos de un Ferrari actual con los de un modelo de esa época. Por su forma y su nombre, recuerdan al Ferrari 750 Monza de 1955, el rival del Mercedes 300 SLR de 1955 pilotado por Fangio, Stirling Moss y Pierre Levegh que, de igual manera que el bólido italiano, tenía carenado el espacio destinado al copiloto para mejorar su aerodinámica; en el caso del Ferrari, eso sí, hubo unidades biplaza, como ocurre con el nuevo Monza. Y es que el SP1 es un modelo monoplaza con la zona del copiloto completamente carenada, pero el SP2 cuenta con dos asientos en su interior -y dos jorobas en lugar de una-, por lo que se convierte en un biplaza.

Ferrari SP1

El número de plazas es, por tanto, es lo único que diferencia a ambos modelos, puesto que comparten el mismo diseño y sus especificaciones técnicas son idénticas. Con todo, Ferrari ha utilizado decoraciones diferentes para presentarlos, de manera que el SP1 luce un diseño que rinde tributo a sus antepasados de competición, mientras que el SP2 ha sido vestido con un traje oscuro y un tapizado interior más llamativo, proyectando así una imagen más vanguardista y sofisticada. Dado que ambos pasean su habitáculo al aire libre, los diseñadores de Ferrari han optado por instalar una cúpula específica en el carenado, situada sobre el panel de instrumentos y el volante, que desvía parte de los flujos aerodinámicos para asegurar el confort en la conducción.

Más potente que cualquier Ferrari de producción

Ferrari SP2 biplaza

El Ferrari 812 Superfast ha servido de base en los dos casos, por lo que los SP1 y SP2 también heredan el propulsor y el resto de elementos del modelo de producción más potente de la marca. Es por ello que, bajo su largo capó, se esconde un V12 atmosférico de 6.5 litros, si bien, en lugar de los 800 CV que produce en el Superfast, desarrolla 810 CV en los dos nuevos modelos de la casa italiana; la cifra de par, por su parte, se queda en unos impresionantes 719 Nm a 7.000 rpm. Si a estos números le añadimos que el SP1 declara un peso en seco -con el paquete opcional ligero- de 1.500 kg y el SP2 para la báscula en 1.520 kg, el resultado son unas prestaciones que quitan el hipo a cualquiera. Ferrari solo señala que pueden superar los 320 km/h, pero no dice cuál es su velocidad máxima, sin embargo, sí sabemos que son capaces de hacer el 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y que solo necesitan 7,9 segundos para alcanzar los 200 km/h desde parado.

Ferrari SP1 interior

Pese a que el Centro de Estilo Ferrari ha utilizado materiales ultraligeros, como la fibra de carbono empleada en el capó con guardabarros integrados, así como en el chasis y en el interior, los SP1 y SP2 no renuncian a un panel de instrumentos con cuentarrevoluciones analógico y dos pantallas digitales a los lados, al sistema de climatización o a los asientos y el volante tapizados en cuero, este último dotado con levas para cambiar manualmente y el ya obligatorio Manettino que incorporan todos los modelos de la marca.

Colección de accesorios exclusiva

Ferrari SP2 interior

A modo de curiosidad, cabe señalar que Ferrari ha creado una línea exclusiva de ropa y accesorios para los clientes de los Ferrari SP1 y SP2. Las marcas de lujo Loro Piana y Berluti se encargarán de confeccionar todos los elementos de esta colección, que incluye un set de piloto con mono de competición, jersey, casco, guantes, bufanda y zapatos. Sin duda, será el sueño de los mejores gentleman driver, pero antes de pensar en la ropa, los posibles clientes deben darse prisa para reservar su SP1 o SP2 porque los rumores hablan de una producción limitada a unas 200 unidades.