Ha tenido que venderse de manera privada

Nadie quiere el Ferrari F430 de Donald Trump

trump1 2
Nadie quiere el Ferrari F430 de Donald Trump
Victor Delgado
Victor Delgado
La subasta celebrada para hacerse con el Ferrari F430 de Donald Trump no ha tenido éxito y el coche ha tenido que venderse de manera privada.


¿Recuerdas que a finales de febrero te contábamos que el Ferrari F430 que perteneció a Donald Trump sería subastado? Pues bien, la puja ya se ha celebrado y el superdeportivo que fue del actual presidente de Estados Unidos no ha atraído a ningún comprador que quisiera desembolsar el precio mínimo para llevárselo a su casa. Este era de 250.000 dólares, y lo máximo que se llegó a ofrecer fueron 240.000 dólares -aproximadamente 234.000 y 225.000 euros, respectivamente-.

A pesar de todo, la casa de subastas Auctions America, encargada de encontrar un nuevo dueño para el bólido italiano, anunció justo después de la subasta que había encontrado un comprador dispuesto a pagar 270.000 dólares -unos 253.000 euros-. De todas formas, Auctions America se limitó simplemente a dar esta información y no proporcionó detalles sobre el comprador del vehículo o la transacción, la cual fue decepcionante teniendo en cuenta que el precio estimado de venta era de 350.000 dólares -328.000 euros aproximadamente-.

Lo cierto es que, más allá de a quién perteneció, se trata de una unidad en un estado impecable. Su motor de gasolina V8 atmosférico de 4.3 litros, 490 CV de potencia y un par motor máximo de 465 Nm tan solo ha recorrido 9.656 km. Recordemos que este coche es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,0 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de 315 km/h.

Además, esta unidad en concreto está pintada con el mítico color Rosso Corsa de Ferrari y cuenta con una tapicería de piel Daytona en color beige. Por su parte, añade el libro de mantenimiento sellado por el taller oficial, un kit de herramientas, el manual y una funda para tapar el vehículo con bolsa para transportarla.

Trasera Ferrari F430 de Donald Trump