Prueba Hyundai Bayon 2021 T-GDi 100 48V Tecno, ¿es lo mismo que un Kona?

Hyundai Bayon 2021
Prueba Hyundai Bayon 2021 T-GDi 100 48V Tecno, ¿es lo mismo que un Kona?
Miguel Tineo
Miguel Tineo
El Bayon completa la gama SUV de Hyundai, pero aterriza en el hueco a priori ocupado por el Kona. ¿Qué les diferencia? Y, sobre todo, ¿cuál elegir?

Los dos son SUV, tienen cinco puertas y, si el Hyundai Bayon mide 4,18 metros de largo, el Kona llega a los 4,20 metros. ¿Es el Bayon el sustituto del Kona? No. Entonces, ¿se han vuelto locos en Hyundai sacando dos coches iguales? Pues la verdad es que tampoco. Porque en la firma coreana están convencidos de que ambos coches van dirigidos a dos públicos distintos.

Así, el Bayon se sitúa como el SUV de acceso a la marca, con unos motores menos potentes (hasta 120 CV), una electrificación que no va a pasar de la microhibridación de 48V y una mayor sencillez de construcción, como ya nos va señalando el empleo de la plataforma del i20. Por su parte, el Kona cuenta con motores más potentes (de 120 a 280 CV) y versiones híbridas y eléctricas, además de una plataforma que está derivada de la empleada por el i30.

Consulta precios, equipamientos y ficha técnica del Hyundai Kona

Cómo es la gama del Hyundai Bayon

Hyundai Bayon trasera

Hay tres motores, todos de gasolina. No está previsto ninguno diésel, ni híbrido ni eléctrico. El propulsor de gasolina de 100 CV, además, está disponible con una segunda variante microhibridada con un sistema eléctrico de 48V. De menor a mayor potencia, serían los siguientes:

  • Hyundai Bayon 1.2 MPi de 84 CV, desde 16.490 euros
  • Hyundai Bayon 1.0 T-GDi de 100 CV, desde 17.490 euros
  • Hyundai Bayon 1.0 T-GDi 48V de 100 CV, desde 20.415 euros
  • Hyundai Bayon 1.0 T-GDi 48V de 120 CV, desde 25.120 euros

Qué equipa el Hyundai Bayon Essence: es la más básica e incluye barras en el techo, llantas de acero con tapacubos, aire acondicionado, Bluetooth, pantalla central táctil…

Qué equipa el Hyundai Bayon Maxx: añade cámara trasera, sensores de aparcamiento, cargador por USB, conexión para smartphones, llantas de aleación…

Qué equipa el Hyundai Bayon Tecno: es el tercero e incluye sensor de lluvia, climatizador, parrilla delantera en negro, acceso y arranque sin llave, selector de modos de conducción…

Qué equipa el Hyundai Bayon Style: A todo lo anterior, el Style suma navegador, control de velocidad activo, techo en color específico…

Los datos del Hyundai Bayón de esta prueba

Hyundai Bayon 2021
  • 100 CV: es potencia suficiente para que el Hyundai Bayon se mueva con suficiente agilidad… mientras vayamos a ritmos normales,
    tanto en ciudad como en carretera.
  • 5,3 L/100 km: este motor no resulta glotón; a ritmo tranquilo por carretera puede rondar los 6-6,2 L/100 km; si vas por ciudad o a ritmo vivo, sube a unos 7 L/100 km.
  • 22.815 euros: en la media de sus rivales, aunque está versión la supera ligeramente por el hecho de estar microhibridada y tener la etiqueta Eco de la DGT.
  • 411 litros: El maletero está bastante bien, pero las plazas traseras, aunque no son pequeñas, sí resultan más normalitas. Frente al Kona, tiene más maletero.

Hyundai Bayon vs. Kona: dos coches, dos estilos

Hyundai Bayon 2021 frontal

En cuanto al diseño exterior, ambos apuestan por unas formas muy personales y, aunque en el frontal podemos encontrar unas claras similitudes que también identifican a otros SUV de la marca, en la parte trasera vemos dos propuestas claramente diferenciadas.

En el interior, las diferencias se centran principalmente en tres puntos. El primero es el maletero, que en el Hyundai Bayon tiene 411 litros en vez de 374 litros, una cifra que sitúa al nuevo Hyundai en la parte de los SUV de su tamaño con más maletero. La segunda es el diseño del salpicadero, que en el Hyundai Bayon resulta un poco más desenfadado, con un climatizador de aspecto más pintón y detalles como la instrumentación digital (de serie en este acabado). La tercera es quizá la menos apreciable.

El Hyundai Bayon emplea plásticos un poco más duros en algunas zonas pero, como la calidad de ajuste o los remates están igual de logrados que en el Kona, es difícil sentenciar que está mejor hecho, por mucho que el Kona nos deje mejor sabor de boca en ese aspecto. En otros, como el espacio detrás, la postura al volante o las posibilidades de equipamiento, el Bayon y el Kona se dan prácticamente la mano. El salpicadero tiene un diseño con rasgos típicos de Hyundai, pero la consola central le aporta una identidad que le diferencia claramente.

hyundai bayon 2021 interior


Que el climatizador emplee botones y el equipo de audio cuente también con algunos facilita mucho las cosas al conductor. Navegar por la pantalla central no es demasiado complicado, siempre que nos limitemos a cosas sencillas. Respecto al resto de botones, habríamos ubicado más cerca los que hay a la izquierda del volante (para desconectar el Stop&Start, por ejemplo) pero, al menos, su tamaño es generoso.

En esta versión, la instrumentación es digital y va cambiando su tono y levemente la forma de los relojes en función del modo de conducción seleccionado (Eco, Normal y Sport). Eso sí, a diferencia de otros rivales, siempre ofrece la misma disposición de la información (que, por cierto, es muy completa.

¿Y por calidad? Podría emplear plásticos más blandos en algunas zonas del salpicadero o los guarnecidos de las puertas, pero sus principales rivales tampoco lo hacen y, en general, todo está bien ajustado y rematado.

¿Cuánto espacio ofrece el Hyundai Bayon?

hyundai bayon 2021 plazas traseras 1

Al volante, no tardarás en sentirte cómodo. La postura es buena porque, aunque se va sentado más alto que en un urbano convencional, las piernas van un poco más estiradas, algo que también ayuda a mejorar la sujeción del cuerpo en curvas. El asiento tiene un acertado mullido tirando a blandito: es cómodo al principio, pero tiene la dureza suficiente para no fatigar en exceso en largos viajes.

En lo que a las plazas traseras respecta, están en la media de este segmento, lo que significa que dos adultos de estatura y complexión normales viajarán con comodidad, pero la cosa se complica si queremos llevar un tercer adulto o tres sillitas de niño. Frente al Kona, los 3 centímetros que le saca el Hyundai Bayon en espacio para las piernas son los mismos que pierde en anchura. Ambos tienen casi la misma altura: el Kona ofrece sólo 1 cm más.

El maletero, de 411 litros, es amplio y destaca principalmente por su buena cota de altura, aunque la boca de carga queda un poco elevada para meter bultos pesados. También tiene unas formas muy regulares. La bandeja es tradicional, no elástica ni enrollable, y no puede llevar apertura eléctrica del portón. De serie, todos los Bayon incluyen un kit reparapinchazos, y no hay hueco para una rueda de repuesto.

Ahora sí que la cosa cambia

Hyundai Bayon trasera

En marcha, las diferencias son bastante más apreciables de lo que podría parecer al principio. Empecemos por el motor. El Bayon de esta prueba cuenta con el propulsor 1.0 T-GDi de tres cilindros en su versión de 100 CV, un motor que no se ofrece en el Kona, que lo emplea pero con su variante de 120 CV. Sin embargo, el Hyundai Bayon es 145 kilos más pesado si comparamos las dos versiones más semejantes.

Con todo, el Bayon 1.0 T-GDi 48V de 100 CV es más rápido que un Kona 1.0 T-GDi 48V de 120 CV (tarda 10,7 segundos en pasar de 0 a 100 km/h; un Kona de 120 CV lo hace en 11,9 segundos), y su consumo también es inferior (declara 5,3 L/100 km en vez de los 6 L/100 km del Kona).

Lo cierto es que este Bayon de 100 CV se defiende muy bien, en gran medida gracias a su buena respuesta a bajo y medio régimen, que hace que esos 100 CV cundan más de lo esperado. Su consumo real ronda los 6-6,2 L/100 km yendo por carretera a unos 100 km/h; se acerca a los 6,5 L/100 km si rondamos los 120 km/h; y si vamos más deprisa o nos movemos mucho por ciudad, veremos cómo se va hacia los 7 L/100 km. No está mal.

Por ponerle un pero, este motor mejoraría si fuese más refinado, pues transmite ciertas vibraciones y resulta un poco rumoroso, algo de todas formas relativamente habitual en los motores tricilíndricos.

El propulsor de esta prueba va asociado a un cambio manual de seis velocidades suave y preciso con un embrague eléctrico que, cuando vamos en modo Eco y sin acelerar, desembraga y detiene el motor automáticamente, con lo que el consumo es nulo. En los modos Normal y Sport no actúa. Y, por cierto, sabrás que es un embrague eléctrico porque te lo hemos dicho, pues su tacto está tan logrado que no notarás ninguna diferencia con uno tradicional.

Más blandito

En cuanto al comportamiento, el Hyundai Bayon cuenta con una suspensión más suave que la del Kona. Eso hace que las oscilaciones de la carrocería sean mayores y sucedan de una forma más lenta, lo que le resta un poco de agilidad y precisión frente a su hermano. Al menos, ¿el Bayon es más cómodo? No necesariamente, pues la calidad de rodadura del Kona es superior y, aunque su suspensión es más firme, no resulta seca. En resumen, mientras que el Kona se acerca más a un Seat Arona o un Renault Captur, el Hyundai Bayon se orienta un poco más hacia un Citroën C3 AirCross.

¿Y el precio?

Hyundai Bayon luna trasera

En este aspecto, el Hyundai Hyundai Bayon más barato sale por 16.490 euros (1.2 Essence, 84 CV), mientras que el Kona más asequible se va a los
20.590 euros (1.0 T-GDi Klass, 120 CV). En cambio, el único Hyundai Bayon de 120 CV cuesta 25.120 euros, y el Kona más barato con ese motor, acabado Maxx y cambio automático, sale curiosamente más barato: 23.290 euros.

La opinión de Autofácil

El Hyundai Bayon es el modelo de acceso a la gama SUV de Hyundai y, como tal, cumple con buena nota, mostrándose como una alternativa a muchos de los SUV urbanos ya consagrados de este segmento. Por eso mismo, es interesante mientras busquemos el mejor precio, un maletero un poco más amplio y nos valga un motor de prestaciones más modestas. Si no es así, el Kona resulta más adecuado.

 

Hyundai Bayon

Hyundai Bayon

Lo sentimos, no existen videos de ésta categoría