Restyling

El Hyundai i20 recibe un lavado de cara y elimina los motores diésel

13 El Hyundai i20 recibe un lavado de cara y elimina los motores diésel
Fotos del Hyundai i20 2018
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
El utilitario de Hyundai se actualiza para renovar su aspecto, ampliar su equipamiento, incorporar ayudas a la conducción más avanzadas y estrenar la caja de cambios automática de doble embrague 7DCT de siete velocidades.


Cuatro años después de su lanzamiento, Hyundai ha decidido renovar el Hyundai i20. El utilitario coreano es uno de los modelos más importantes para la marca en el mercado europeo y, para continuar ocupando una buena posición en la lista de ventas, ha sido sometido a un ligero restyling que lo actualiza en varios apartados.

Para empezar, la versión de cinco puertas luce un frontal rediseñado con un paragolpes similar al del Hyundai i30 y una parrilla de estilo más deportivo que nos recuerda a la que acabamos de ver en la versión renovada del Hyundai Tucson. En la parte trasera, tanto el cinco puertas como el Active reciben un nuevo paragolpes y unos pilotos de nueva cuña, mientras que en el portón ha sido modificado para integrar la matrícula. El catálogo de llantas también ha sido ampliado con opciones de 15 y 16 pulgadas.

Hyundai i20

Por dentro, las molduras y algunos detalles decorativos pueden pintarse en nuevos colores en función del acabado escogido: Blue, Red Point, Blue Point y los ya disponibles Black y Greyish Blue. En términos de espacio y disposición de los mandos, no hay cambios y el maletero sigue teniendo 326 litros de capacidad.

Donde sí hay novedades es a nivel de equipamiento, puesto que el i20 pasa a ofrecer una mayor conectividad a través del nuevo sistema multimedia con pantalla de 7″ que incluye servicios en línea, Apple CarPlay y Android Auto.

Nuevo paquete de seguridad

/hyundai-i20-2018-interior

A nivel de seguridad, incluye una dotación de ayudas a la conducción más completa, todas ellas englobadas en el paquete Hyundai SmartSense. Entre otras cosas, cuenta con avisador de cambio involuntario de carril, asistente de mantenimiento de carril, asistente para evitar colisiones frontales en ciudad y carretera, alerta de atención del conductor y asistente de luces largas.

En el plano técnico, todos los motores cumplen con la normativa Euro 6 y cuentan con el sistema Idle Stop and Go que apaga automáticamente el motor cuando el vehículo se detiene. En el apartado mecánico, la firma coreana reduce la oferta a cuatro propulsores de gasolina, por lo que las opciones diésel desaparecerán del mercado por su bajo impacto en las ventas. La versión de acceso seguirá siendo el motor Kappa de 1.2 litros y cuatro cilindros, disponible en dos variantes: 75 y 84 CV. El bloque 1.0 T-GDi se mantendrá como tope de gama. Este motor turboalimentado, que ahora incorpora filtro de partículas, se podrá elegir con 100 o 120 CV. Una de las noticias más llamativas es el estreno de la transmisión de doble embrague y siete velocidades 7DCT, asociada únicamente con el motor 1.0 T-GDI.

 

Hyundai i20