Ante el descenso continuado en las ventas: en enero descendieron un 51,5%

Los concesionarios solicitan la vuelta del Plan Renove

concesionarioskoda
Los concesionarios solicitan la vuelta del Plan Renove
Enrique Espinós
Enrique Espinós
La patronal de las concesiones ha señalado la vuelta de este plan de ayudas a la compra de coche nuevo (desaparecido a finales de 2020) como una de las medidas para la recuperación de las ventas: en 2020, estas se redujeron un 32,3%... y los concesionarios facturaron un 18,8% menos.


La patronal de concesionarios ha celebrado una rueda de prensa previa a su XXX Congreso anual, que se celebrará, telemáticamente, los próximos 17 y 18 de febrero. En ella han querido dar a conocer los datos de las concesiones a lo largo de 2020, que como señalaba su presidente, Gerardo Pérez, al «atravesar quizá, en el momento más complicado del sector del automóvil», no son buenos.

De entrada, Pérez ha expuesto que, a lo largo del año pasado, los concesionarios han despedido a 8.075 empleados (tras estos despidos, el sector da trabajo directo a 153.425 personas), consecuencia de «las caídas de ventas repetitivas». Tras el descenso del 51,5% en enero, parece que la tendencia a la baja va a continuar ya que, según ha desvelado Pérez, en lo que llevamos de febrero, las ventas acumulan un descenso «del 40%».

Y esa tónica afectará a los empleos del sector: así lo manifiesta una encuesta interna de la patronal realizada entre sus afiliados, en la que el 20% de los concesionarios esperan pérdidas de más de 10% del empleo a lo largo de 2021 y, el 28%, pérdidas de puestos de trabajo, aunque inferiores a ese 10%.

faconauto

Esta situación es, según Pérez, consecuencia directa de la pérdida de ventas, que cayeron un 32,3% en 2020; y de la pérdida de facturación de los concesionarios, que facturaron el año pasado 35.895 millones de euros frente a los 44.207 de 2020, lo que supone una caída del 18,8%: según Pérez, la facturación cayó en menor medida que las ventas ya que «se vendieron coches más caros, como los electrificados». Así, la mayor pérdida de facturación tuvo lugar en los coches nuevos, con un descenso del 19,8% (25.835 millones); seguida por la labor de postventa, con un 18,8% (3.600 millones); y del sector del V.O., con un descenso del 14,7% (6.351 millones). En el cómputo total, la rentabilidad media de las concesiones españolas alcanzó el 1,2%:«un magnifico resultado», según Pérez, que reconoció «que cualquier otro año no hubiera sido así». De igual forma, explicó que la mitad de los 5.200 instalaciones de la red estatal «logró una rentabilidad inferior al 0,5%».

En el mejor de los casos, más de 1 millón de ventas para 2021

De cara a este año, Pérez estableció dos escenarios de previsiones de ventas. Uno «optimista» en el que esperaban que las ventas superaran «por poco» el millón de unidades, una cifra que se correspondería con la suma de los dos meses que los concesionarios permanecieron cerrados en 2020 más un incremento del 5% en las ventas. Y otro,»pesimista», en el que estiman unas ventas, a final de año, «de 900.000 unidades o menos».

La vuelta del Plan Renove, entre las posibles soluciones

Desde Faconauto creen necesarias varias medidas para que las ventas se recuperen este año. En primer lugar «la vacunación rápida» que ayudará «a la economía en general». Pero en segundo lugar, abogan por la reactivación del Renove, que finalizó el pasado 31 de diciembre con más de 80% de sus fondos (250 millones de euros previstos) sin repartir. A este respecto, Pérez considera necesario que el Gobierno recupere este programa ya que afecta «al 75% de la cuota de mercado en España», la de vehículos térmicos, ya sean gasolina o diésel. Y, además, propone la subida de la ayuda mínima del Gobierno «de 400 euros a 1.000». Cabe recordar que, según el Plan Renove, marcas y concesionarios debían igualar la ayuda del Ejecutivo.

Otra medida contemplada por Faconauto es la llegada del Moves III, del que el Ejecutivo valora que su presupuesto pase de 250 millones de euros a 800 millones. Una cifra «aplaudida» por Pérez, pero que recordó que, según sus estudios, sólo el 19% de las economías españolas tienen capacidad para acceder a vehículos electrificados y que, además, para que los electrificados tengan una mejor penetración en España, habría que implementar más redes de recarga, que las autonomías de estos coches «vayan subiendo» y que, sobre todo, «no se les grave impositivamente». Por eso, calificó como «mala noticia» que «los puntos de recarga ya tengan impuestos». Pérez incidió en que es necesaria «una rebaja fiscal en para los coches electrificados», algo «importante, sobre todo al principio». Y desveló que, en 2020, el 25% de los vehículos electrificados vendidos en España «los hemos automatriculado los concesionarios». Un hecho que se ha convertido en «73 millones de euros en automatriculaciones». El presidente de los concesionarios achacó este hecho a que las marcas están haciendo pagar a los concesionarios la necesidad de vender este tipo de vehículos para evitar las sanciones por exceso de emisiones y llegó a valorar esa circunstancia como un claro «dopping» en las ventas de estos vehículos.

Plan de achatarramiento sin compra y una nueva fiscalidad para el automóvil

Otra apuesta importante de Faconauto de cara a revertir la situación de bajas ventas pasa por «ligar la fiscalidad al uso del automóvil», tal como ha señalado Pérez. El presidente de Faconauto ha expuesto la propuesta de la patronal, que pasaría por anular el actual impuesto de Matriculación y sustituirlo por un impuesto anual, «tanto autonómico como estatal» y ligado a las emisiones de C02, «que fuera progresivo» y que «pudiera ir penalizando a los vehículos más contaminantes».

Además, y de cara a rejuvenecer el parque automovilístico, Pérez ha lanzado como idea un «plan de achatarramiento sin compra», indicando que, en España, «existen de 3 a 4 millones de vehículos que se usan poco, pero que resultan muy contaminantes». Al respecto, creen que del actual parque automovilístico, cercano a 30 millones, en España podríamos funcionar «con 25 millones, pero vehículos sanos y que contaminen poco».