Cuatro versiones, con 190 y 240 CV y 300 y 600 km de autonomía.

Liux Animal: un futuro coche eléctrico español y biosostenible

Enrique Espinós
Enrique Espinós
Liux es una start up española que quiere fabricar sus primeros vehículos a comienzos de 2024. Su primer modelo, de 4,65 m de largo, tendrá un precio desde 39.000 euros y ya se puede reservar.

Liux es una start up que ha apostado fuerte por la fabricación de un coche eléctrico español. Fundada en 2021 por Antonio Espinosa de los Monteros y David Sancho (quien también estuvo detrás del superdeportivo híbrido de 1.000 CV Bóreas, desvelado en 2017), ya anunció a comienzos de este año su proyecto, que pasa por fabricar un coche eléctrico a partir de materiales vegetales y biosostenibles en nuestro país.

Ahora Liux, y durante un acto de presentación de la marca en Madrid ha desvelado que su primer coche será el Animal, una berlina eléctrica con carrocería shooting brake de 4,65 m que pretende comercializar a comienzos de 2024 desde 39.000 euros.

El proyecto de Liux parece ir mucho más allá de un plan meramente teórico para la fabricación de un coche eléctrico español. Y existe un motivo muy claro, ya que desde 2021, Espinosa de los Monteros y Sancho lideran un equipo de 20 profesionales (ingenieros, diseñadores, mecánicos…), radicados en Santa Pola, Alicante, y con gran ambición.

Liux Animal coche eléctrico español trasera cenital

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz clic aquí

Lo demuestra el hecho de que el Liux Animal ya se puede configurar y reservar (por 200 euros que la compañía reembolsará si el proyecto no llega a buen puerto) en la web de la compañía. Y los planes de la empresa pasan por arrancar la fabricación de este modelo a comienzos de 2024 y, ya en 2029, producir 50.000 vehículos; todos ellos en una futura microfábrica situada en España y que se comercializarán vía Internet, sin intermediarios.

Este coche eléctrico español, desde 39.000 euros

El Animal, además de contar con un nombre de lo más llamativo y sonoro, será un coche eléctrico español rompedor por varios motivos. El primero es que, según Liux contará con baterías extraíbles (el coche sólo necesitará subirse a un elevador para repararlas o, llegado el futuro, cambiarlas por otras más eficaces) A este respecto, la marca española prevé montar distintos paquetes de baterías (inicialmente proporcionados por Panasonic), cada uno de 23 kWh de capacidad.

Liux Animal coche eléctrico español lateral

Eso supondrá la comercialización de dos versiones, una con dos módulos (45 kWh en total) que contará con una autonomía de 300 kh y otra, con cuatro módulos (90 kWh) cuya autonomía debería superar los 600 km.

Esas autonomías se presuponen a partir de la incorporación de un único motor eléctrico, de origen BorgWarner y que proporcionará energía a las ruedas traseras. Ahora bien, como en el caso de las baterías, los compradores del Liux Animal podrán optar por dos posibilidades: un propulsor que entregue 190 CV, que lanzará al Animal hasta los 180 km/h y que irá ligado al acabado inicial Habitat; y otro que genere 240 CV y que, ligado al acabado superior Wild, permitirá que el primer Liux alcance una velocidad punta de 200 km por hora.

Rompedor en su construcción y en el uso de materiales vegetales

Estas prestaciones se basan en el hecho de que el Liux pese tan sólo 1.700 kg, una cifra contenida para un eléctrico de su tamaño. Y esta circunstancia es la consecuencia de una cuestión diferenciales en la producción del Animal.

Liux Animal coche eléctrico español corte

Desde Liux quieren usar entre un 70 y 90%, de materiales vegetales y biosostenibles para la carrocería, como el lino y las resinas basadas en la soja y la vainilla. Lo que permitiría, además de reducir el peso respecto al uso del metal, reciclar la carrocería llegado el final de su vida útil y transformarla en otros objetos.

Además, desde Liux también abogan por recurrir a la impresión 3D para la creación de algunas piezas de este coche eléctrico español y los moldes de otras, lo que reducirá no sólo los tiempos de fabricación y el consumo energético, sino también, y en un 70%, las emisiones de CO2. Por último, la empresa pretende fomentar el uso de componentes y piezas sencillas de montar, desmontar y reparar lo que, estiman, permite reducir las piezas y los materiales de cada Animal en un 25% respecto a un automóvil tradicional.

Finalmente, Liux incluso ha dado a conocer los precios previstos para el Animal, que son competitivos. Así, pretenden comercializar el Animal con el acabado Habitat y con el pack de baterías de 45 kWh desde 39.000 euros (sin ayudas) y el Wild, con el pack de 90 kWh, desde 54.000 euros.