Isuzu Concept X D-Max, pick up salvaje

Isuzu Concept X D-Max, pick up salvaje
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Isuzu ha tomado como base la plataforma del pick up D-Max para desarrollar un concept que lleva las capacidades todoterreno a otro nivel. Se trata del Concept X D-Max y cuenta con numerosas modificaciones que garantizan el máximo rendimiento fuera del asfalto.


Su gama no es muy variada, pero el Isuzu D-Max cumple con creces su cometido y nadie duda de sus capacidades todoterreno o de su capacidad como herramienta de trabajo. El pick up asiático es fiable y efectivo, pero Isuzu se ha propuesto demostrar que también puede ser una bestia fuera del asfalto. Para ello, ha desarrollado el prototipo Isuzu Concept X D-Max, que comparte plataforma con el modelo de serie y llega acompañado de su homónimo con carrocería todoterreno, el Concept X MU-X.

Isuzu Concept XUtiliza, por tanto, un chasis de largueros, mientras que el motor es un turbodiésel de cuatro cilindros y 3.0 litros que previsiblemente, rinde 163 CV de potencia, aunque este dato no ha sido confirmado por la marca. Lo que sí sabemos a ciencia cierta es que dicho bloque va ligado a una transmisión automática de seis velocidades fabricada por Aisin. Como no podía ser de otra manera, también cuenta con un sistema de tracción 4×4 y, para garantizar el mejor comportamiento offroad, incluye vías ensanchadas y una suspensión elevada. De la misma forma, equipa neumáticos todoterreno Toyo Open Country, aunque los pasos de rueda han ganado anchura para poder albergarlos.

Estética de coche de rallye

Isuzu Concept X D-MaxA nivel estético, incluye una decoración que bien podría pasar por la de un modelo de competición y llaman la atención los faros delanteros de color rojo, la misma tonalidad que decora los anagramas de Isuzu. Los paragolpes también han sido modificados para mejorar los ángulos de ataque y de salida, que ahora son de 38,5 y 49,7 grados respectivamente. Isuzu no ha mostrado ninguna foto de su interior y tampoco ha confirmado si estos dos modelos llegarán, de alguna manera, a la producción, o se quedarán en un ejercicio de diseño que demuestra de lo que puede ser capaz la marca nipona.

 

Isuzu D-Max