¿Qué es la ITV voluntaria y para qué te servirá?

ITV caducada ITV voluntaria
¿Qué es la ITV voluntaria y para qué te servirá?
Enrique Espinós
Enrique Espinós

Se trata de una inspección técnica de un vehículo que ojo, no te librará de pasar las obligatorias en función de la edad de tu automóvil, pero sí, por ejemplo, para asegurarte del correcto estado de un coche que vayas a comprar.

¿Sabes lo que es una ITV voluntaria? Puede que no, ya que pasar la ITV a nuestro vehículo (consulta aquí cada cuánto debes pasarla; para turismos recuerda que la primera deberás superarla antes de que se cumplan cuatro años de la matriculación del vehículo; desde entonces hasta los 10 años, cada dos años; y a partir de esa fecha, deberás pasarla cada año) se asocia siempre con una obligación que, ojo, no corresponde al conductor, sino al propietario del vehículo.

Y es que recuerda que si un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil o una cámara lectora de matrícula sorprende a un vehículo circulando con la ITV caducada o con el resultado de desfavorable se sanciona con 200 euros al propietario del mismo; y si el coche circula con la ITV con el resultado de negativa (lo que supone la prohibición absoluta para circular por motivos de seguridad), se sancionará a su dueño con 500 euros.

Pasar una ITV voluntaria con tu vehículo nunca te eximirá de tener que superar la ITV obligatoria cuando te corresponda

Pero, más allá de las ITV obligatorias, también existen lo que se denomina una ITV voluntaria. ¿En qué consisten? Pues en una revisión que te permitirá conocer el estado completo del vehículo (es lo que se denomina ITV voluntaria completa; y en ella se comprueba lo mismo que en una ITV obligatoria) o, si lo prefieres, sólo revisar el estado de determinados componentes del mismo (ITV voluntaria parcial), como por ejemplo la dirección, los frenos o los neumáticos; todos ellos muy relacionados con la Seguridad Vial y que pueden quitarte preocupaciones u orientarte de cara a llevar a cabo el correcto mantenimiento de tu coche.

Ahora bien, ten en cuenta una cuestión: si en estas ITV voluntarias se detecta algún defecto grave o muy grave, tendremos que subsanarlo y volver a la estación ITV para que ésta verifique que ha sido corregido.

¿Dónde realizar una ITV voluntaria y cuánto cuesta?

Las ITV voluntarias, como las obligatorias, se llevan a cabo en una estación de inspección técnica de vehículos. Por eso, si te planteas hacerla, ponte en contacto con una de ellas… y comprueba precios, ya que los precios de estas revisiones suelen ser inferiores a los de las ITV periódicas u obligatorias.

Eso sí, debes de tener muy claro que pasar una ITV voluntaria no te exime de tener que superar, cuando te toque, la correspondiente ITV periódica de tu coche. Y es que pasar una ITV voluntaria no te librará, si no superas la ITV periódica obligatoria, de las multas citadas en el primer párrafo de esta noticia.

pegatina ITV

¿Para qué te servirá una ITV voluntaria?

Uno de los primeros usos que le puedes dar a una ITV voluntaria es conocer realmente el estado mecánico de tu vehículo, lo que te puede ser muy útil antes de salir de viaje estas vacaciones o de llevarlo a un taller para que lo reparen. Como te indicamos, es posible, al ponerte en contacto con la estación de ITV, solicitar una ITV voluntaria parcial, en la que se revisen únicamente determinados elementos del vehículo.

Otro posible uso de una ITV voluntaria es para tranquilizar a cualquier posible comprador que esté interesado em tu coche, si pones este a la venta. Con el resultado de esta inspección, el comprador se hará una buena idea del estado mecánico del mismo. Y ojo, porque si es a ti a quien le interesa adquirir un vehículo de segunda mano, siempre puedes proponerle al comprador que le pase una ITV voluntaria como ‘garantía’ antes de comprárselo.