¿Tiene algún beneficio pasar la ITV antes de tiempo?

Si se realiza la inspección en los 30 días anteriores a la fecha de vencimiento, se mantienen los plazos igual que si se hubiera pasado el último día.

Muchos vehículos deben pasar la inspección de la ITV en época de vacaciones, por ejemplo durante los mese de verano o navidad, lo que supone, en muchos casos que los usuarios retrasan la inspección con el consiguiente riesgo que ello conlleva de ser sancionado o, en el peor de los casos, de sufrir un accidente por no estar el vehículo en condiciones mínimas para circular con seguridad.

Desde AEMA-ITV, la Asociación de Entidades para la Inspección Técnica de Vehículos de la Comunidad de Madrid, han lanzado una comunicación invitando a los conductores a acudir a tiempo a la cita e incluso algo antes para poder disfrutar del viaje y de las vacaciones con la seguridad adecuada.

El periodo vacacional puede provocar que algunos conductores quieran posponer su inspección, si bien no hay motivo para ello. La normativa prohíbe retrasar la ITV, pero sí permite realizarla hasta 30 días antes sin perder días de caducidad para la próxima inspección. De este modo si la fecha de vencimiento, por ejemplo, fuera el 29 de agosto de 2022, pero acudes a la ITV dentro de los 30 días anteriores, la siguiente vez se mantendrá para el 29 de agosto de 2023, si tu vehículo es un turismo con más de 10 años, por ejemplo. Esto ayuda a que aquellas personas que quieran desplazarse en vacaciones puedan organizarse para acudir semanas antes a una estación ITV.

Desde la patronal de las ITV madrileñas recuerdan que es preferible acudir antes de la fecha indicada ya que, además, en caso de no superarla, todavía se tendría tiempo para hacer las reparaciones necesarias y volver a la estación ITV para comprobar la subsanación de los defectos detectados.

documentacion-itv-2022

Esperar hasta los últimos días, justo antes de la salida de vacaciones puede desembocar en largas filas de espera en las estaciones ITV y en retrasos en los talleres, por lo que el conductor podría terminar circulando con la ITV caducada, verse expuesto a una multa de hasta 500 euros, la no cobertura del seguro en caso de siniestro y, lo más importante, circular sin las mínimas condiciones de seguridad en su vehículo.

AEMA-ITV también recomienda solicitar cita previa y de este modo evitar esperas innecesarias. Además, no es necesario ser el titular del vehículo para llevar el coche a la ITV, cualquier persona con carnet puede acudir en su lugar.

Para esta asociación, la Inspección Técnica de Vehículos juega un papel clave en la seguridad vial y en la protección del medio ambiente y se remite a un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid*, en el que se señala que «las estaciones de ITV evitan al año 723 víctimas mortales, 13.110 heridos de distinta consideración y, al menos, 15.641 siniestros viales. Y, si el total de vehículos que no acudieron a las inspecciones obligatorias el pasado año lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 13.517 accidentes, más de 11.640 heridos y 353 muertes adicionales».

En última instancia conviene señalar que no hay que confundir pasar la ITV con cierta antelación a la fecha de vencimiento, que pasar una ITV voluntaria que no exime de tener que pasar la inspección llegada la fecha de vencimiento fijada.

*Desde Autofácil desconocemos el contenido en profundidad de dicho estudio, así como la metodología empleada para la elaboración del mismo.