Prueba Lynk&Co 01: ¿cómo se comporta en carretera?

35 Prueba Lynk&Co 01: ¿cómo se comporta en carretera?
Prueba Lynk&Co 01
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Lynk&Co es una reciente marca china con origen sueco. Lo que ofrecen no es lo más apasionante del mundo, pero sí algo con mucho sentido.

Tengo que reconocer que en la vida soy un hombre de prejuicios. Sé que eso no es precisamente una faceta positiva, pero no tengo por qué ocultar que mis presuposiciones no suelen ir mal encaminadas. Aunque claro, eso no significa que siempre acierte.

Ese carácter que tengo me hace tratar con recelo a las marcas de coches chinas. Me he montado en algún que otro desastre sobre ruedas procedente de dicho país. Sin embargo, como con cualquier artículo tecnológico de la vida (un coche, a fin de cuentas lo es), los fabricantes chinos van poco a poco incrementando sus estándares de calidad hasta incluso cuestionar el liderazgo de los productos referencia.

Toda esta reflexión viene a colación de que me hallo probando un coche chino de una nueva marca que fonéticamente suena un poco raro, pero que ofrece un producto muchísimo más competitivo de lo que ayer presuponía: el Lynk&Co 01. Aunque bueno, en realidad Lynk&Co no es un fabricante chino al uso, pues fue creado en Suecia en 2016 y tiene muchos lazos con Volvo.

Lynk&Co 01

Lynk&Co se integra dentro del grupo Geely, también propietario de Volvo. Eso da pie a que el 01 se beneficie de la plataforma del Volvo XC40, pero también de otras cosas como la parte powertrain de su versión T5 Recharge. Ahora comienzas a comprender mejor por qué este coche chino va a resultar bueno, ¿verdad?

El 01 es un SUV compacto de 4,54 metros de largo con versión híbrida e híbrida enchufable, en cualquier caso con tracción delantera y equipado de serie hasta las cejas. La segunda es la más interesante y la que estamos probando. Elegir uno u otro es una de las pocas disyuntivas que te puede plantear el Lynk&Co, pues no hay lista de opciones y sólo hay dos colores para la carrocería: azul o negro.

Además, la marca ofrece una curiosa alternativa a la compra, que es el alquiler por suscripción. Cuesta 500 euros al mes y su particularidad reside en que te permite subarrendar el coche por horas a otros usuarios dados de alta en la aplicación de la marca con el fin de acabar reduciendo la cuantía de esa cuota. Incluso si compras el coche, también puedes utilizar este servicio. A mí no me mola mucho eso de compartir coche, pero es una astuta forma de ahorro.

Lynk&Co 01 salpicadero
Su conexión con Volvo motiva que en el interior del Lynk&Co hay algunas cosas que nos suenan, y también que por calidad no esté nada mal. Los asientos son fantásticos y el motor es el mismo 1.5 turbo de tres cilindros que emplea el Volvo XC40 T5 Recharge.

Por cierto, no hay ni habrá concesionarios de Lynk&Co (sí centros de reuniones en Madrid y Barcelona). Si compras el 01, te lo llevan a casa y te lo recepcionan y devuelven en tu domicilio para su mantenimiento.

Hasta aquí todo es tan fenomenal que, ¿dónde está el truco? Bueno, en verdad no lo hay, es un buen coche. Sin embargo, hay un aspecto que el Lynk&Co tiene peor resuelto, y es la dinámica de conducción. Al volante, enseguida te das cuenta de que es un vehículo en el que priman el confort y los asistentes a la conducción.

Es un automóvil muy pesado (1.879 kg, lo que son 138 kg más que el XC40 T5 Recharge) y eso es un obstáculo para su dinámica, con movimientos algo lentos y aletargados que además se ven entorpecidos por una blanda suspensión descaradamente orientada a la comodidad de los ocupantes. Para derivar del Volvo XC40 T5 Recharge, lo cierto es que el modelo sueco proporciona al volante sensaciones muy distintas, entendiendo por distintas, mejores.

Aparte de ello, el Lynk&Co se siente un poco menos veloz de lo que sugieren sus 261 CV, probablemente como resultado del elevado peso, pues la transmisión de doble embrague en verdad cumple bien.

Lynk&Co 01 lateral

Es por eso por lo que no puede ser un coche que nos fascine. No tiene un tacto que ‘enganche’, pero vemos muy claro que es una excelente herramienta de transporte, y desde ese punto de vista hay que valorarlo.

Digamos que es un automóvil que te lo pone todo fácil en uso cotidiano: hasta 69 km de autonomía eléctrica, un interior espacioso, una calidad de materiales notable y una relación precio-equipamiento sobresaliente. Por 40.500 euros, es 12.100 euros más barato que el Volvo XC40 T5 Recharge con el que tanto comparte y que no viene tan equipado de serie.

Sin duda es un coche que recomendaría. Quizá no a ti, que al igual que yo eres un enfermo de las curvas y que por tanto serías más feliz con un Cupra Formentor VZ e-Hybrid, pero sí al 95% de la población restante que busca en un coche todo lo que este Lynk&Co ofrece.

Tecno

Más autonomía eléctrica: El Lynk&Co 01 lleva el mismo motor 1.5 turbo de gasolina y 180 CV que el Volvo XC40 T5 Recharge, el mismo propulsor eléctrico de 82 CV e idéntica transmisión automática de doble embrague. En lo que difieren es en la capacidad de la batería. Mientras que la del modelo sueco es de 8,5 kWh netos, la del coche que hoy nos ocupa es de 14,1 kWh, y situándose en el túnel central no perjudica el espacio en el maletero, que es de 466 litros. Como resultado, el Lynk&Co 01 homologa una autonomía eléctrica de 69 km, superior a los 45 km que ofrece el Volvo y una de las mejores cifras entre toda su competencia.

Ficha técnica

  • Motor 3 cilindros en línea, turbo, 1.477 cm3 (180 CV) + eléctrico (82 CV)
  • Transmisión Automática de doble embrague y siete velocidades
  • Tracción A las ruedas delanteras
  • Potencia conjunta 261 CV
  • Par 425 Nm
  • 0-100 km/h 8,0 segundos
  • Velocidad máx. 210 km/h
  • Peso (DIN) 1.879 kg (7,20 kg/CV)
  • Precio 40.500 euros

 

Lynk & Co 01

Lynk & Co 01

Lo sentimos, no existen videos de ésta categoría
0 Comentarios