Vídeo: Mazda CX-30 Skyactiv-X, review y prueba a fondo

Vídeo: Mazda CX-30 Skyactiv-X, review y prueba a fondo
Andrés Martínez
Andrés Martínez

El Mazda CX-30 pretende convertirse en uno de los mejores SUV compactos y, para ello, su versión más potente recurre al revolucionario propulsor Skyactiv-X de 180 CV. Te contamos cómo va en vídeo.


El Mazda CX-30 es un SUV compacto corte premium, que pretende competir contra modelos como el Audi Q3, el BMW X2, el Volvo XC40… Y, para ello, uno de sus grandes argumentos es el empleo de la revolucionaria mecánica de gasolina SKYACTIV-X, de 2,0 litros y 180 CV que, gracias a la tecnología que Mazda denomina ignición por compresión controlada por chispa, es capaz de homologar un consumo medio de tan solo 5,9 en el ciclo WLTP.

Además, gracias a este propulsor, el Mazda CX-30 acelera de 0 a 100 km/h en apenas 8,5 segundos y alcanza 204 km/h, prestaciones que, al menos sobre el papel, son notables. Por último, cabe destacar que este modelo cuenta con la etiqueta ECO de la DGT.

Mazda CX-30: un SUV con un toque premium


Otro apartado en el que este Mazda cumple con nota, es al analizar la estética. Su carrocería de 4,40 metros de longitud cuenta con la robustez habitual en los todocaminos, gracias a lo plásticos negros de la parte baja y las puertas, pese a contar una superficie prácticamente lisa generan unos interesantes reflejos sobre la carrocería. Por otro lado, en el frontal en el que encontramos una generosa parrilla tridimensional, junto a unos faros muy rasgados que, en función del acabado, pueden incorporar tecnología LED.

Una vez que accedemos al habitáculo, puede decirse que el Mazda CX-30 es uno de esos todocaminos que se lo ponen fácil al conductor, gracias a los amplios reglajes del asiento y el volante o a que el número de mandos y su correcta distribución, hace posible acceder a los principales menús sin apartar la vista de la carretera.

En este sentido destaca el sistema multimedia Mazda Connect, dotado de una pantalla de 8,8 pulgadas ligeramente orientada hacia conductor. Es cierto que en un primer momento la interfaz puede parecer algo simple, pero para los que valoren unos menús sencillos y fáciles de memorizar, es idónea.

En cuanto a las plazas traseras, no son demasiado amplias, aunque lo cierto es que consiguen transportar a dos pasajeros de hasta 1,90 metros sin problema… que es lo que consiguen prácticamente todos lo competidores de su tamaño. ¿Quieres saber más de este todocamino? Te dejamos toda la información vídeo del Mazda CX-30 que ilustra esta noticia.

 


 

Mazda CX-30