Con sistema eléctrico de 48 voltios

Mercedes-AMG estrena los E 53 sedán y Estate

mercedes amg e
Mercedes-AMG estrena los E 53 sedán y Estate
Álvaro Ruiz
Álvaro Ruiz
Después de llegar a la gama cabrio y coupé, el Mercedes-AMG E53 aterriza en los concesionarios en las variantes berlina y familiar. Gracias al sistema eléctrco de 48 voltios se gana el apelativo de mild-hybrid y llega para sustituir al anterior Mercedes-AMG E 43.


Eficiencia y deportividad suelen ser dos conceptos antagónicos, pero no son pocos los fabricantes que se han propuesto unirlos y Mercedes-AMG es el mejor ejemplo de ello, Después de lanzar las variantes 53 de los CLS y Clase E cabrio y coupé, estrena el Mercedes-AMG E 53 4MATIC sedán y Estate para sustituir al anterior E 43.

Mercedes-AMG-E53-EstateAl igual que en los modelos mencionados, monta un motor biturbo de 3.0 litros y seis cilindros en línea que trabaja de manera conjunta con un motor eléctrico alimentado por el sistema de 48 voltios con compresor. La transmisión escogida para digerir todo el potencial es la AMG Speedshift de 9 velocidades y, por supuesto, cuenta con tracción total AMG Performance 4MATIC. La suspensión, por su parte, queda a cargo del conjunto adaptativo regulable AMG Air Ride Control, que se puede ajustat a través del selector de modos de conducción Drive Select.

435 CV, doble turbo y compresor eléctrico

Pero, ¿de qué potencia estamos hablando? Pues bien, el bloque de gasolina rinde 435 CV y produce 520 Nm de par, aunque el motor eléctrico EQ Boost es capaz de aportar, momentáneamente, 16 kW adicionales, el equivalente a unos 22 CV y 250 Nm de par. Gracias a ello, el Mercedes-AMG E 53 es capaz de completar el 0 a 100 en 4,5 segundos y alcanza los 250 km/h de velocidad máxima, si bien de forma opcional la limitación llega hasta los 270 km/h. El consumo combinado, eso sí, se reduce hasta los 8,3 l/100 km.

Mercedes-AMG-E-53-interiorPor lo demás, el nuevo modelo de Mercedes-AMG solo presenta pequeños cambios estéticos respecto a su predecesor, como el diseño del capó, el difusor o las colas de escape. Por dentro, sigue contando con el sistema de doble pantalla e incorpora un nuevo volante deportivo con los mismos controles táctiles del Clase S o el recién estrenado Clase A.

 

Mercedes-Benz Clase E