Salón de Múnich

El Mercedes Clase G hace un guiño a su legado con la nueva Professional Line

Mercedes Clase G Professional Line
El Mercedes Clase G hace un guiño a su legado con la nueva Professional Line
Pablo J. Poza
Pablo J. Poza
Inspirado en los desaparecidos Mercedes Clase G Professional, el nuevo acabado exterior Professional Line recupera la apariencia más ruda de los Clase G diseñados para uso industrial.

Para poner en contexto el Mercedes Clase G Professional Line, recientemente presentado en el Salón de Múnich, vamos a echar la vista atrás durante unos instantes hasta 1979. Y es que aunque parezca que el nuevo Mercedes Clase G es una sencilla evolución del modelo original, lo cierto es que se trata en realidad de una tercera generación. La primera (W460) estuvo a la venta entre 1979 y 1992. A partir de entonces y hasta 2018, se comercializó un nuevo Clase G (W463), mientras que en la actualidad se produce una tercera generación, con un nuevo chasis y una carrocería diferente, si bien Mercedes ha seguido llamándolo W463.

El caso es que el W460, el Mercedes Clase G original, nunca desapareció, sino que siguió fabricándose paralelamente, en gran medida para alimentar las demandas militares, una de las claves que han asegurado la supervivencia del modelo. Así, a partir de 1992, al mismo tiempo que el mercado general disfrutaba de los refinados W463, los usuarios de vehículos industriales podían adquirir un más económico y supuestamente robusto W461, conocido comercialmente como Mercedes Clase G Professional, que no era sino el W460 (chasis y carrocería) con la cadena cinemática (motores y transmisión) adaptada del W463.

Desgraciadamente, la renovación, en 2018, del W463 supuso también la desaparición del W461 (el Mercedes Clase G Professional) para el gran público, y aquí es donde encaja el nuevo acabado Professional Line, que no es estrictamente un vehículo diferente y más recio, como ocurría hasta ahora, sino sencillamente un conjunto de especificaciones y accesorios para la carrocería del renovado W463.

Mercedes Clase G Professional Line
El Mercedes Clase G Professional Line introduce una línea de acabado exterior de aspecto industrial que estará disponible desde 2022.

Las diferencias del nuevo Mercedes G Professional Line

Todos los nuevos Clase G Pofessional Line cuentan con rejillas de protección para los faros, faldillas delanteras y traseras para reducir la proyección de piedras, así como ruedas AT montadas sobre llantas de 18 pulgadas y 5 radios. Sobre esta base, el vehículo configurado por Mercedes para dar a conocer esta línea de accesorios incluye numerosas opciones, comenzando por su pintura color “naranja cobre” y diversos accesorios del programa de personalización G manufaktur, entre los que destacan la baca africana y el soporte de rueda de repuesto.

Aparte de todo esto, el techo, los parachoques y los arcos de los pasos de rueda han sido pintados en color “negro noche” (no se trata de sufridas piezas con pintura inyectada, como podría parecer). Por su parte, las carcasas de los retrovisores, la estrella de Mercedes y el soporte de la matrícula cuentan con acabados en negro que forman parte del paquete Night opcional.

La línea exterior Professional es uno de los tres pilares de la gama de equipamiento y accesorios actualizada que Mercedes ofrecerá a partir de 2022, e incluye también los cristales tintados oscuros para las ventanas laterales traseras y la ventana del portón.

Además de la línea exterior Professional, Mercedes comercializará una línea Exclusive y otra AMG, así como tres conjuntos de opciones interiores: Standard, Exclusive y Superior. Nosotros, por supuesto, nos quedamos con el acabado exterior Professional. ¿Y tú?

 

Mercedes-Benz Clase G

Precios Mercedes-Benz Clase G

Noticias Mercedes-Benz Clase G

Revista Fórmula TodoTerreno 241

Ya a la venta el número 241 de Fórmula TodoTerreno

Los todoterrenos puros acaparan el protagonismo del ejemplar de septiembre y octubre de Fórmula TodoTerreno. Por una parte, nos hemos puesto a los mandos del dakariano Mercedes G 320 del equipo RumboZero, mientras que por otra hemos conducido las versiones híbridas enchufables de los Land Rover Defender y Jeep Wrangler.

Pablo J. Poza