Rival del Land Rover Range Rover y del Bentley Bentayga

Mercedes GLS: un Clase S en formato todoterreno

mercedes1 1 3
Mercedes GLS: un Clase S en formato todoterreno
Victor Delgado
Victor Delgado
El Mercedes GL pasa a ser GLS en su versión 2016, con cambios que le hacen subir el nivel hasta codearse con los más lujosos del segmento.


El nuevo Mercedes GLS 2016 llegará en marzo de 2016, y lo hará con un cambio no tan grande en imagen como en tecnología, potencia y eficiencia, equiparándose sin ningún problema con una berlina de lujo como su compañero de marca el Clase S y plantando cara a SUV tan distinguidos como el Bentley Bentayga o el Land Rover Range Rover.

Las modificaciones estéticas son mínimas con respecto al ya obsoleto GL, no obstante, la parrilla frontal y los faros se adecúan más a la actual imagen de marca, aunque no integra unas formas tan suaves como otros modelos actuales de Mercedes. Los paragolpes también son nuevos, tanto delante como detrás, aunque en la zaga los cambios no van mucho más allá de unos nuevos escapes integrados. Además, cuenta con unas nuevas llantas de 21 pulgadas.

Interioremente, el espacio es tan destacable como en su predecesor, con 7 plazas bien holgadas y una capacidad de maletero de 680 litros en el peor de los casos, que llegan hasta los 2.300 si se abate la última fila de asientos. Esto, junto con el confort de marcha y los sistemas tecnológicos de última generación, es una de las señas de identidad de este SUV y lo que le hace equipararse a cualquier berlina de representación.Interior Mercedes GLS 2016

Además, los ingenieros de la marca de la estrella han conseguido mejorar mecánicamente sus motorizaciones, ganando potencia pero disminuyendo en consumo y emisiones –y cumpliendo todos con la normativa Euro 6-. Desde su propulsor básico, con 258 CV, todos vienen asociados a un cambio automático de 9 marchas salvo el GLS 63 AMG, de 585 CV, que monta uno de comportamiento más deportivo.

Y para que las demás versiones sean ´configurables´ en su comportamiento,  Mercedes ha instalado un mando en forma de ruleta que permite ajustar parámetros como la respuesta del acelerador, del cambio, de la dirección o de la suspensión, existiendo la posibilidad también de cierto espíritu off road. Los precios para el mercado español aún no están definidos, aunque en Alemania arrancan en 62.850 euros, cifra que puede verse incrementada en algo menos de 10.000 euros.

Trasera Mercedes GLS 2016

 

Mercedes-Benz GLS