Qué debes saber acerca de la etiqueta Cero de la DGT

etiq0apert
Qué debes saber acerca de la etiqueta Cero de la DGT
Álvaro Sauras
Álvaro Sauras

Los coches con etiqueta Cero están exentos de impuesto de matriculación, aparcan gratis en las zonas de estacionamiento regulado, pasan sin resricciones por las ZBE, etc., pero todavía son caros... ¿o no?


¿Cuántos coches la llevan?

En la guía de precios de Autofácil figuran unas 270 versiones con el distintivo ecológico Cero. Para ayudarte a identificarlas, llevan el icono con la etiqueta al lado. De ellas, 140 corresponden a Híbridos Eléctricos Enchufables, también conocidos por el acrónimo PHEV. El resto se trata de modelos 100 % eléctricos. Es decir, la abundancia de híbridos enchufables y eléctricos es prácticamente similar (con una ligera ventaja para los primeros… poco significativa: representan el 52 % de las versiones Cero). Actualmente no existe a la venta ningún enchufable con una autonomía homologada en modo 100 % eléctrico inferior a los 40 kilómetros que exige la normativa para hacerse con el distintivo ecológico Cero… aunque es posible que este requisito se endurezca en el futuro y muchos modelos pierdan su etiqueta (aunque no de manera retroactiva). En el pasado sí los hubo (como, por ejemplo, el Volvo V60 Plug-in Hybrid), de manera que tenlo en cuenta a la hora de comprar un enchufable usado con bastantes años.

Mercedes GLE

¿Te ‘encaja’ la cero?

Existen dos grandes grupos de clientes avocados a la pegatina Cero. Por un lado, están aquellos que quieren disfrutar de las ventajas que otorga esta pegatina en la actualidad. Si esta es tu motivación (entrar en Madrid Central, aparcar gratis en zonas de estacionamiento regulado, garantizarte el derecho a circular con tu coche incluso en los episodios de contaminación más duros), pero además necesitas viajar con frecuencia, lo que estás buscando es un híbrido enchufable. Además de la pegatina Cero, estos vehículos ofrecen la posibilidad de ahorrar bastante en combustible… aunque sólo si tus recorridos diarios encajan a la perfección con los 40 km de autonomía eléctrica real que ofrece la mayoría (el caso ideal es vivir a 40 km del trabajo… y poder cargar allí cada día).

El segundo grupo son aquellas personas interesadas en un coche 100 % eléctrico. Sin embargo, esta clase de coche tiene tantas ventajas (confort, facilidad de conducción) e inconvenientes (coste elevado, autonomía limitada, red de recarga rápida aún insuficiente para viajar) que la pegatina Cero no es su principal rasgo característico… sino sólo un atributo más que tendrá peso en la compra, pero no debería resultar decisivo.

¿Cuánto cuesta el ‘superpoder’ cero?

La pegatina Cero sale bastante cara. Dentro de los enchufables, la alternativa más asequible es el Hyundai Ioniq PHEV de 141 CV, que está disponible desde 26.015 euros. Después, justo en el umbral de los 30.000 e, encontramos los Kia Ceed Tourer y XCeed PHEV (emplean la misma mecánica que el Ioniq), así como los Renault Captur y Mégane Tourer E-TECH (con 160 CV de potencia). Son buenos modelos de acceso a la etiqueta Cero, aunque apenas llegan a los 40 kilómetros de autonomía eléctrica, pueden resultar algo ruidosos a la hora de viajar deprisa y (sobre todo, debido al sobrepeso de unos 100 kilos que supone la batería) corren un poco menos de lo que sugiere su cifra de potencia (aceleran de 0 a 100 km/h en unos 10 segundos, y no superan los 180 km/h de velocidad máxima).

Volkswagen ID3

Comienza a haber algunos enchufables con bastante autonomía eléctrica. Por ejemplo, el Mercedes GLE 350e homologa 99 km según el ciclo WLTP… pero cuesta 76.400 euros y pesa unos alucinantes 2.605 kilos. Así que parece que, para el común de los mortales, la autonomía eléctrica se va a mover en el rango de los 40 a 60 kilómetros durante bastantes años más.

En cuanto a los eléctricos, también son caros… pero, como explicamos a la izquierda, probablemente ese sea el menor de sus inconvenientes.