Texas la declara así por su interpretación al leerla boca abajo

¿Una matrícula ofensiva?

sin titulo
¿Una matrícula ofensiva?
Antonio Moraleja
Antonio Moraleja
Tres años después de adquirir su vehículo, un Lamborghini Aventador, el Departamento de Vehículos de Texas ha instado a este conductor a cambiar su matrícula antes de que sea suspendida tras considerarla ofensiva por una posible mala interpretación al leerse boca abajo.


Treinta días es el periodo que ha otorgado el Departamento de Vehículo de Texas a este conductor para cambiar la matrícula de su vehículo antes de que sea declara como suspendida. Todo esto debido a una posible interpretación de la misma –el número de la placa es 370H55V– cuando se lee boca abajo, ya que puede leerse la palabra ‘ASSHOLE’ (‘gilipollas’, en inglés), algo que ha sido considerado como ofensivo.

El conductor de este Lamborghini Aventador llevaba conduciendo su coche sin ningún problema desde hace tres años y la notificación le pilló por sorpresa. No obstante, Safer Hassan, el propietario del vehículo va a recurrir la sanción al Estado.

Esta sorprendente noticia podría ser una maniobra del propio gobierno de Texas para poner un límite a la personalización de matrículas que, sobre todo los ricos, suelen utilizar en sus lujosos deportivos.

Este no es el primer caso en el que la matrícula de un coche siembra la polémica; recordemos que hace unos meses el equipo del programa ‘Top Gear’ de la BBC tuvo que salir apresuradamente de Argentina, ante las presiones de la población y las autoridades, al consideran ofensivas las matrículas que llevaban sus coches de prueba, ya que según los argentinos, hacían referencia a la Guerra de las Malvinas.