A la venta en otoño desde 25.000 €

Opel Insignia 2013: Desvelamos lo que esconde

noticiaagosto87
El Insignia mejora este año sus puntos débiles
Belen Rozas
Belen Rozas
Tras medio millón de unidades vendidas en cuatro años, se puede decir que el Opel Insignia ha triunfado... y para mantener esa tendencia, la marca alemana ha decidido actualizar varios apartados de esta berlina.


El Insignia fue la apuesta con la que Opel entró a competir en el segmento de las berlinas medias: sustituía al Vectra y ‘se enfrentaba’ contra los exitosos Ford Mondeo, VW Passat e, incluso, pretendía ‘robar ventas’ a las versiones básicas de modelos premium como los Audi A4 y BMW Serie 3. El éxito inicial del modelo fue enorme: gracias, principalmente a su atractivo diseño. El Insignia siempre se posicionaba como la segunda berlina más vendida del segmento, tan sólo superado por el VW Passat… y eso fue así durante los años que van de 2009 a 2012. Sin embargo, en 2013 la tendencia ha cambiado: la berlina de Opel ha perdido ‘fuelle’ con la llegada de nuevas berlinas -como el Peugeot 508- y con los modelos ‘de prestigio’ -como el Audi A4- que, en sus versiones ‘estrella’ -las equipadas con motor diesel de unos 140/150 CV– están ofreciendo súper-descuentos que, al final, provocan que sus precios sean casi idénticos a los del Insignia equivalente.

Con ‘este panorama’, Opel va a reaccionar presentando el primer restyling importante de su berlina -hace un par de años recibió actualizaciones mecánicas y de equipamiento-, que se presentará ante el público en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, entre los días 12 y 22 de septiembre, y se pondrá a la venta en octubre. Por fuera, el ‘lavado de cara’ no será revolucionario, porque el diseño de esta berlina ‘gusta’ al público, pero hay mejoras tanto en el frontal -ahora incluye una parrilla cromada más ancha y baja, faros rediseñados, nuevos paragolpes…- como, sobre todo, en la parte trasera -que recuerda en su estilo a la del Opel Cabrio por sus nuevos faros de leds, la banda plateada que los une…-; también surge una nueva gama de llantas de aleación, más colores a elegir…

Lo bueno es que, como en la gama actual, se conserva la posibilidad de elegir entre carrocerías de cuatro, cinco puertas -ambas muy similares por estética, el mismo precio y con una longitud total de 4,85 m- y familiar -con sus 4,91 m es de los más grandes de la categoría y supone unos 1.500 € más que los 4/5p-… algo que ya no ofrece ningún rival -los últimos que dispusieron de esa posibilidad fueron los Mazda 6 y Ford Mondeo-. Asimismo, toda la gama va a estrenar mejoras aerodinámicas, algo que permite reducir tanto los consumos como las emisiones.

Lo mejor: Gama muy amplia, diseño atractivo y personal, precio competitivo para lo que ofrece.
Lo peor: Es más pesado que sus rivales, no incluye el nuevo y avanzado 1.6 CDTi de Opel.

noticiaagosto89

Como los últimos modelos de Opel, la mayoría de las versiones podrán equipar unos avanzados faros bixenón inteligentes, que adaptan el haz de luz según la velocidad a la que circulas, las condiciones ambientales

Al igual que VW con el Passat R-Line, Opel ofrece como accesorio el kit deportivo OPC, con paragolpes exclusivos, faldones laterales y alerón posterior, por aproximadamente 1.600 €.

Elige la carrocería de cinco puertas: su gran portón trasero mejora la accesibilidad al maletero respecto a la pequeña portezuela del cuatro puertas.

Así es el actual

Se vende por un precio desde 25.725 euros, con cuatro motores diesel -110, 130, 160 y 195 CV- y tres de gasolina -140, 250 y 325 CV-; cuenta con carrocerías de cuatro, cinco puertas y familiar, cuatro acabados –Selective, Excellence, Sportive, OPC-…

Por dentro: ¡nos han escuchado!

Los cambios en el interior son más evidentes que en el exterior; básicamente se ha optado por un diseño más sencillo para solucionar uno de los principales defectos del Insignia: la complejidad de su salpicadero.

Más lógico… Los integrantes del equipo de pruebas de Autofácil siempre nos hemos quejado de la ‘compleja’ consola central del Insignia; por suerte, en el modelo 2013 es nueva, con los mandos mejor ubicados y distribuidos: por ejemplo, los del climatizador están en la parte inferior y los del equipo de audio en la superior. Además, según acabados dispone de una gran pantalla central táctil de 8″ desde la que acceder a buena parte de las funciones del vehículo -equipo de audio, navegador, teléfono…-.

También, el cuadro de instrumentos es completamente nuevo -ahora incluye un gran display en el centro-, el volante es distinto -más atractivo, pero también más complejo, por la gran cantidad de botones que agrupa-…

La calidad del Insignia continúa siendo muy buena, sobre todo en las versiones más caras, que pueden incluir tapicerías de cuero de llamativos tonos -material que se usa en asientos y puertas-, inserciones en plástico de color negro brillante… Los materiales son muy agradables al tacto, los ajustes son correctos…

Equipamiento… En opción, el Insignia ahora puede llevar sistema de arranque por botón, un mejorado dispositivo de aparcamiento automático y un completo sistema multimedia que se puede manejar con la voz, o a través de un nuevo mando situado entre los asientos que; la parte superior de dicho mando es una superficie táctil sobre la que puede ‘escribir’ con el dedo para, por ejemplo, introducir letra a letra una dirección en el navegador. Lo que se conserva del anterior modelo es la posibilidad de incluir, con sobreprecio, unos asientos más ergonómicos, una cámara que lee las señales de tráfico o un control de velocidad inteligente.

Amplitud… En este apartado no hay cambios. Es decir, detrás está en la media, tanto en espacio para las piernas como en anchura, pero es de los que menos altura ofrece. Por capacidad de maletero -ofrece 500 litros en 4p, 530 el 5p y 540 el familiar-, está bien posicionado. En cuanto a practicidad, no varía: es similar a la de sus rivales, con dos guanteras con tapa, huecos en las cuatro puertas y pequeños sitios para depositar objetos como el de la parte inferior de la consola central.

El sistema de entretenimiento permite almacenar ’60 favoritos’: en esa lista se pueden guardar emisoras de radio, direcciones del navegador… Por su parte, la pantalla de 8″ de la instrumentación puede mostrar el velocímetro… o datos del navegador, el equipo de audio.

¡Lástima!

El Insignia 2013 mantiene la plataforma de su antecesor, muy moderna y que puede adaptar tracción total o suspensión de dureza regulable; sin embargo, se han introducido mejoras en la amortiguación, las barras estabilizadoras -elementos que evitan que la carrocería balancee en las curvas- y en la dirección para, según Opel, mejorar tanto el comportamiento como la agilidad de esta berlina. Eso sí, habría sido ideal que se hubiese aprovechado este restyling para solucionar el principal defecto del Insignia: su elevadísimo peso.

La mejor noticia

Hay muchas novedades en lo que respecta a los motores; la más significativa es el actualizado 2.0 CDTI, ahora en versiones de 120 y 140 CV, y que anuncia un consumo de sólo 3,7 litros/100 km -la mejor cifra del segmento-; falta por ver si, además, mejoran el punto débil de los actuales 2.0 diesel: su sonoridad. También contará con dos nuevos motores de gasolina: un 1.6 de 170 CV y un 2.0 de 250 CV, ambos con nuevas cajas de cambio manual y automática, en los dos casos con seis velocidades. El resto de propulsores, en principio, no varía, por lo que en gasolina conserva el 1.4 turbo de 140 CV -que puede usar GLP– y el 2.8 de 325 CV para la versión deportiva OPC, mientras que en gasóleo, el ‘tope’ continúa siendo el 2.0 biturbo de 195 CV.

noticiaagosto85

 

Opel Insignia