El Singer descapotable que es imposible que no desees

Porsche 911 Singer
El Singer descapotable que es imposible que no desees
Eduardo Alonso
Eduardo Alonso
Singer es una compañía californiana que suele hacer restomods impresionantes basadas en antiguos Porsche. Esta maravilla es su última creación.

A todos los amantes de los coches nos suelen gustar los clásicos. Incluso vemos en ellos cosas que ojalá existiesen en los automóviles modernos. Eso de «ya no se hacen coches como los de antes» es algo que alguna vez hemos dicho o pensado todos. Pues bien, la compañía Singer, de la mano de su fundador Rob Dickenson, se dedica a, de forma muy sintetizada, crear Porsches modernos con aspecto clásico. O más bien al revés, Porsches clásicos con tecnologías modernas.

Creada en 2009, esta compañía ha presentado diversas creaciones, cada cual más impresionante. Su último programa de desarrollo se llama Turbo Study, y acaba de desvelar la versión descapotable del mismo. Hasta ahora Singer no había trabajado con coches descapotables y, en palabras de Dickenson, consideraron que era el momento de homenajear esa parte de la historia de Porsche, pues no olvidemos que el primer modelo de la marca alemana fue descapotable, el 356/1.

Singer Turbo Study

Este Singer Turbo Study Cabrio está basado en el Porsche 911 de la generación 964, pero su carrocería reproduce el aspecto de la anterior generación, la 930, concretamente en su variante Turbo, con su correspondiente enorme alerón. Toda la carrocería es de fibra de carbono y está pintada en una tonalidad que Singer denomina Cadiz Red. La capota es de tela negra. No obstante, Singer Vehicle Design es una compañía que permite una personalización a la carta prácticamente sin límites, por lo que son los propietarios los que eligen cosas como el color.

Lamentablemente, no te molestes en pensar cómo configurarías el tuyo aunque tengas la suerte de nadar en dinero, porque Singer está tan solicitada por los entusiastas más pudientes y románticos que, de momento, no puede admitir más pedidos porque su capacidad productiva no da más a basto.

Singer Turbo Study interior

En cuanto a lo que no se ve a primera vista, este modelo equipa un propulsor 3.8 biturbo de seis cilindros bóxer refrigerado por aire que desarrolla 510 CV de potencia. La tracción es al eje trasero y la transmisión es manual de seis velocidades, no existiendo la posibilidad de instalar una automática para mantener la esencia del 930 Turbo original.

Esta joya clásica con tecnología moderna se beneficia de, por ejemplo, una avanzada suspensión, frenos carbocerámicos, y gadgets como cargador inalámbrico para smartphone, ubicado en la consola central de un fascinante interior retro decorado con cuadros rojos sobre fondo negro, además de con madera natural. Dime que no es impresionante…

Singer Turbo Study

 

Porsche 911