La DGT alerta: si te llega una multa de tráfico por mail, no la abras

La DGT alerta: si te llega una multa de tráfico por mail, no la abras
Javier Jimenez
Javier Jimenez

Durante los últimos días, la DGT ha detectado un envío masivo de correos electrónicos fraudulentos que advierten de supuestas multas no pagadas. ¡Ojo! Es un timo que podría salirte caro.


Ante esta situación, Tráfico ha comunicado a través de un mensaje en su cuenta de Twitter que si alguien recibe una notificación de multa por correo electrónico, la elimine directamente. Estos correos fraudulentos incluyen un enlace a través del cual realizar el pago de una supuesta sanción, pero en ningún caso hay que pinchar en él. Si se hace, automáticamente se descarga un programa malicioso que accede a información sensible del ordenador, como los datos personales o los números de las cuentas bancarias.

Tal y como podemos ver en la imagen que refleja el contenido de este tipo de correos, los estafadores recrean una notificación de multa bajo la apariencia de la DGT. A primera vista, el riesgo de caer en la trampa es muy alto ya que este tipo de mensajes están por lo general muy bien elaborados. Se incluyen elementos que pueden parecer oficiales como los logotipos del Ministerio del Interior y la DGT, así como un enlace directo a la Sede Electrónica que podríamos clicar casi por inercia. Sin embargo, si vamos un paso más allá es fácil encontrar sospechas relacionadas con una dirección de correo que no coincide o incluso alguna que otra falta de ortografía.

Con este tipo de fraude, los cibercriminales buscan acceder a las cuentas bancarias de los usuarios de Internet para poder operar desde ellas, cambiar datos e incluso hacer grandes compras. Si se ha pinchado por error en el enlace, se debe informar cuanto antes a la Policía y, sobre todo, cambiar lo antes posible las contraseñas del ordenador o el móvil, especialmente las que se utilizan en las entidades bancarias.

Por esa misma razón, Tráfico recuerda que nunca se comunican de esta manera a los conductores. Las multas de la Dirección General de Tráfico siempre llegarán por correo certificado al domicilio del conductor. La sanción se publicará también en el tablón de anuncios del Ayuntamiento o en el Boletín Oficial de la administración correspondiente, y además aparecerá en el Tablón Edictal de Sanciones (TESTRA), cuya consulta es pública. Pero nunca se comunicará por correo electrónico.