Los tipos de radares que utilizará la DGT para multar este verano

radares limites
Los tipos de radares que utilizará la DGT para multar este verano
Nicolás Merino
Nicolás Merino
La Dirección General de Tráfico controlará exhaustivamente que se cumplen con los límites de velocidad este verano. Por ello, contará con hasta seis diferentes tipos de radares en las carreteras españolas. Aquí te contamos cómo son.

La temporada estival marca el inicio de las vacaciones para la gran mayoría de españoles. Así, tras un 2020 totalmente anómalo por la pandemia, este verano se prevé un aumento de los desplazamientos en coche. Es por este motivo que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha recordado que controlará que se respeten los diferentes límites de velocidad.

Y en esta situación, los radares serán la principal herramienta para vigilar los excesos de velocidad. Es de esperar que, ante el aumento de desplazamientos este verano, también lo hagan los accidentes. Por ello, la DGT contará con una amplia red de cinemómetros de diferentes tipos, tal y como ha señalado el organismo presidido por Pere Navarro en redes sociales.

Conoce la ubicación de todos los radares con el buscador de Autofácil

En total, este verano estarán operativos en las carreteras más de mil radares: 374 fijos (que irán rotando), 62 de tramo, 557 móviles y 12 Pegasus. En total, habrá 1.270 puntos de control repartidos en autopistas, autovías y carreteras convencionales.

¿Qué tipos de radares existen en la actualidad?

Como hemos mencionado anteriormente, la DGT dispone de hasta seis tipos de radares diferentes para controlar que se cumple con los límites de velocidad, pero también para sancionar a aquellos que se lo saltan con multas que van de los 100 a los 600 euros y con detracciones en el carnet de entre dos y seis puntos.

  • Radares de pórtico: colocados encima de la carretera, estos cinemómetros se componen de una antena que emite una señal, esta ‘rebota’ contra el vehículo en movimiento y regresa a la antena. La variación producida en la frecuencia de la onda permite al radar calcular la velocidad del vehículo en ese instante. Son equipos automáticos, por lo que no precisan operador.

  • Radares de poste: pueden ser radar o láser y están ubicados en el lateral de la vía.
  • Cabinas laterales: pueden ser radares y cinemómetros láser. Estos últimos ‘disparan’ varios haces de luz transversales a la calzada. Cuando un vehículo en movimiento los interrumpe, el dispositivo calcula su velocidad. Los reconocerás porque están ubicados en unas cajas blancas.

  • Vehículos: instalados en vehículos patrulla, son operados por agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y de las policías locales, y pueden ser utilizados tanto en estático como en movimiento.
  • Trípode: suelen estar situados en el margen la vía y operado por agentes.

  • De tramo: constan de dos o más cámaras de visión artificial calculan su velocidad media del vehículo en todo el tramo.

Además de estos tipos de radares, la DGT también cuenta con el cinemómetro que va instalado en el helicóptero Pegasus o en drones de vigilancia. Estos dos tipos vuelan a distancias que los hacen prácticamente indetectables. No en vano, el Pegasus detectó cerca de 20.000 infracciones por exceso de velocidad en 2020.

Más de dos millones de multas por exceso de velocidad

multas exceso velocidad

Como recuerda la DGT, más de la mitad de las denuncias que realiza tienen que ver con superar los límites de velocidad. Por ejemplo, en 2018, el organismo de Tráfico llevó a cabo 2.314.000 denuncias por exceso de velocidad, sanciones que materializaron la detracción de 572.000 puntos por considerarse infracciones graves y muy graves. En la imagen superior te dejamos una tabla con las multas por exceso de velocidad y su correspondiente sanción.

Recuerda que utilizar un detector de radares está totalmente prohibido. Si te pillan con uno, la sanción es de hasta 6.000 euros, junto a la pérdida de seis puntos en el carnet.

Más información sobre radares

 

Noticias Radares y multas

multa conducir beber agua

Las multas de tráfico más habituales en el verano: conducir en chanclas, sin camiseta…

Conducir con chanclas, sacar el brazo por la ventanilla o estacionar en una zona turística prohibida son solo algunos ejemplos de las multas de tráfico más repetidas durante la temporada estival.

Nicolás Merino