Detalles técnicos

Los secretos del Renault Mégane RS

Victor Delgado
Victor Delgado
Ya conocemos algunos de los detalles técnicos más importantes de la nueva versión radical del compacto francés.


Con la finalización de la producción de la actual gama de Renault Mégane RS, la marca francesa se centrará en breve en el desarrollo de la versión más deportiva de la actual generación del compacto del rombo. De hecho, ya hemos podido ver algunas fotos espía -las mismas que ilustran este artículo-, y aunque el Salón de París era algo precipitado para presentarlo en sociedad, no debe quedar mucho para que salga a la luz, pues poco a poco cada vez vamos conociendo más detalles técnicos del modelo.

Fotos del Renault Mégane 2016

Aunque todavía no ha sido confirmada la potencia concreta -se estima que se situará entre los 300 y los 350 CV-, el próximo Renault Mégane RS instalará bajo el capó un propulsor turbo de gasolina y 2.0 litros que se asociará a una caja de cambios manual de seis velocidades, si bien permitirá escoger opcionalmente una automática de siete relaciones y doble embrague. Además, podrá equipar el sistema 4Control, con las cuatro ruedas direccionables, pero no será obligatorio como en el GT, en el que no se puede elegir si se quiere o no, puesto que lo incorpora de serie de manera obligada.

Foto espía del Renault Mégane RS

Y es que una de las mayores preocupaciones de los ingenieros de Renault es el peso total: creen que los beneficios dinámicos que aporta el sistema 4Control no compensan dado su elevado peso, ya que añade 40 kg al conjunto. En este sentido, es importante señalar que el actual Mégane RS tendrá una carrocería de cinco puertas, no será un coupé como en la generación anterior, lo cual significa más peso debido a las puertas traseras y a unas dimensiones mayores. En cualquier caso, se baraja la utilización de materiales ligeros en su construcción, aunque ninguno de ellos sería la fibra de carbono.

Asimismo, la tracción que incorporará será delantera; no obstante, el fabricante francés ha realizado pruebas con ´mulas´ equipadas con tracción total, pero según ellos la mejora en comportamiento no es tan considerable como para llevarla a producción. Por su parte, el nuevo Renault Mégane RS será ofrecido con una suspensión adaptativa opcional y los modos Sport, Cup y Trophy. ¿Su próximo objetivo? Arrebatarle al Volkswagen Golf GTI Clubsport S el trono de coche de tracción delantera más rápido en el Circuito de Nürburgring -completó una vuelta en 7 minutos y 49,21 segundos-.

 

Renault Mégane