A las princesas les gusta la aventura

Castillos, girasoles y calor para el Jeep Compass Trailhawk

Jeep Compass 04 Medina del Campo
Castillos, girasoles y calor para el Jeep Compass Trailhawk
Pedro Madera
Pedro Madera

La sostenibilidad ya no es una opción. Se ha convertido en un concepto cotidiano que nos llega a lo más cotidiano. Los nuevos vehículos pro-aventura nos ofrecen esa mezcla de tecnología y rusticidad que tanto nos gusta a algunos y el Jeep Compass enchufable es un buen ejemplo.

Es un vehículo que se puede cargar con electricidad y permitirnos silenciosos viajes con su motor eléctrico y luego nos permite llegar a los lugares más inaccesibles del mundo rural. Por eso nos parece una gran opción demostrando que lo enchufable nos permite casi llegar a cualquier sitio.

Jeep Compass 06

Valladolid es una provincia a donde hay que ir con mucho tiempo y poca prisa, esquivando las numerosas autovías y buscando el giro hacia la carretera estrecha y el pueblo olvidado. Sus castillos son los señuelos para un recorrido diferente. En verano es territorio de cosechas, donde la climatología anima a buscar los altos y el aire libre.

01 Penafiel 01 Castillo

Si estamos en el límite oriental de la provincia de Valladolid, con Peñafiel a la vista, el vino es el verdadero protagonista. Los pueblos que salpican las orillas del Duero merecen una visita detenida, cargados de bellezas artísticas, historias de caballeros y castillos y unas magníficas delicias gastronómicas. Lo primero que vemos es la silueta del castillo de Peñafiel, que domina toda la ciudad desde una colina horadada por larguísimos túneles donde madura el vino.

Además pocos saben que Valladolid es la provincia española con mayor número de castillos por kilómetro cuadrado. Sus almenas y torreones fueron el verdadero símbolo de poder y dominio.

Siempre vamos a encontrar pueblos con nombres sonoros. El buen hacer de un alcalde ha vuelto a poner a Olmedo en el entramado turístico de la provincia. Su muralla y su casco antiguo sigue siendo punto de parada y fonda.

Curiosamente, cuenta con un excelente centro de termal Pago de Sancti Spiritus, s/n. Olmedo. Tlf: 983 600 237. Este alojamiento se levanta sobre las ruinas del antiguo convento de Sancti Spiritus, que fue fundado en la primera mitad del siglo XII. Los tiempos cambian y lo que antes fuera lugar de oración y culto, ahora es un verdadero templo del agua. El espacio conventual que antes albergaba el patio mudéjar alberga hoy una zona de contrastes, con pozas de agua caliente y fría. Es el lugar ideal para desconectar y descansar.

La cercana población de Medina del Campo cuenta con un castillo que es el mejor reclamo de la vieja carretera N-VI. El viejo castillo de Medina del Campo gozó el privilegio de ser la fortaleza más querida por los Reyes Católicos, que la frecuentaron y dotaron de modernos sistemas de defensa.

Sus poderosos muros de ladrillo hablan de intrigas palaciegas y algún que otro amor prohibido. Entre los siglos XIV al XVII sirvió también como cárcel de Estado por la que pasaron ilustres presos como el Duque de Calabria, Diego Hurtado de Mendoza o César Borgia, quien consiguió fugarse espectacularmente de la fortaleza descolgándose por la torre del Homenaje. También ha ejercido de Archivo de la Corona, durante el reinado de Juan II y de Enrique IV, siendo trasladada esta función al castillo de Simancas por orden de Carlos I.

Si a esto unimos alguna parada en pueblos como Nava del Rey con su maravillosa plaza del Ayuntamiento, la ruta se hace más placentera. La historia gusta poco de las prisas… Por eso hay que dejarse llevar por las pequeñas carreteras que nos llevan hasta Tiedra. Sus muros son un faro sobre esas tierras de cereal, de los duros días de invierno cuando se araban las tierras con yuntas de bueyes y los tórridos días de verano cuando se trillaba de sol a sol… Su castillo será siempre el testigo de la vida cotidiana de este pueblo. Nuestro Jeep nos permite llegar a cualquier sitio… El tiempo suele ser el problema.