Cuesta como un Ferrari a estrenar

¡Único! Tesla Model S Shooting Brake

12 ¡Único! Tesla Model S Shooting Brake
Fotos: Tesla Model S Shooting Brake
S. Jenkins
S. Jenkins

No se trata de una nueva carrocería del Model S. Este Shooting Brake fue una petición de un cliente particular y lo ha puesto en venta.


Tesla_Model_S_Shootimg_Brake

Este curioso modelo fue visto por primera vez en un concurso de elegancia celebrado en los Países Bajos en 2018… y, pronto, el Tesla Model S de Niels van Roig Design (un estudio de diseño con sede en Londres) se hizo viral en Internet, con muy buenas críticas tanto de la prensa especializada como de los seguidores de la marca.

Tesla_Model_S_Shootimg_Brake

Solo dos años después, este automóvil único (solo existe esta unidad con carrocería Shooting Brake) se ha puesto a la venta en JB Classic Cars aunque, si estás interesado, tendrás que aportar una cantidad de dinero importante.

Conocidos por crear cosas tan curiosas como algunos Range Rover Coupé y vehículos de toda clase transformados con carrocerías de tipo Shooting Brake (al estilo del Mercedes CLS SB o el Panamera Sport Turismo), uno de los primeros proyectos del estudio Niels van Roij Design fue este Model S. Inicialmente, se presentaron más de 100 diseños antes de que el cliente se decidiera por este, llamado ‘Bold Chrome’; una variante con una gran tira de acero cromado hecha a mano y emplazada en la parte trasera (se inspiraron en la parte posterior del Jaguar XF Sportbrake).

Tesla_Model_S_Shootimg_Brake

La empresa RemetzCar (carrocero de origen holandés fundado en 1998 y que cerró en julio de 2018) fue la elegida para su montaje; una compañía que había creado previamente un Tesla Model S Hearse (como coche funerario, en color gris oscuro), un Range Rover de seis ruedas o, incluso, un Audi A8L a medida con todo lujo de detalles para el rey Willem-Alexander de los Países Bajos.

Debajo de la carrocería de aluminio hecha a medida tenemos un Model S 85 Performance de 2013, por lo que la potencia asciende hasta los 421 CV con un par máximo de 600 Nm y una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,4 segundos y una velocidad máxima de 212 km/h. Esta unidad ha recorrido apenas 60.000 km, con una autonomía por encima de los 400 km.

Tesla_Model_S_Shootimg_Brake

Para que no quede tan desfasado con los productos que ofrece Tesla en la actualidad, el parachoques delantero se sustituyó por el del modelo de 2016, el del primer restyling del Model S. También cuenta con las llantas Turbine de 21 pulgadas, el techo panorámico y muchos más extras de fábrica.

Tesla_Model_S_Shootimg_Brake_interior

Mantener los costes bajos no fue una prioridad cuando se desarrolló este coche y, a diferencia de muchos modelos hecho a medida, este automóvil presenta una calidad de construcción «mejor que la de fábrica». El habitáculo está completamente retapizado, con el volante forrado con el mismo material; destacan todos los detalle en verde, e incluso la guantera cuenta con un forro interno en tono British Racing Green.

Tesla_Model_S_Shootimg_Brake_glove

Como es lógico, el hecho de ser único y estar hecho a medida tiene su repercusión en el precio. La cifra se eleva hasta los 224.551 euros, una cantidad con la que te podrías comprar nuevo el Shooting Brake de Ferrari, el GT4 Lusso.

 


 

Tesla Model S