El Toyota i-Road tiene tres ruedas, dos motores eléctricos y 50 km de autonomía

Toyota i-Road: El eléctrico más divertido

Toyota i-Road: El eléctrico más divertido
Andrés Martínez
Andrés Martínez
Muchas marcas hablan de sus coches eléctricos; pero Toyota es la única que cuenta con un automóvil de tres ruedas, con dos motores y una carrocería que se inclina en las curvas. Se llama Toyota i-Road y se sitúa a medio camino entre un coche y una moto.


El Toyota i-Road no es un coche convencional. Ni una moto. De hecho, para entenderlo hace falta una clase y teórica€ y para conducirlo una práctica. Técnicamente el i-Road es un triciclo impulsado por dos motores eléctricos de 2 KW – 2,72 CV cada uno- ubicados en las ruedas delanteras. Además, cuenta con una rueda trasera giratoria como mecanismo de dirección; y una carrocería que se inclina automáticamente en las curvas. Sus baterías, se recargan en tres horas por completo y al 80% en tan sólo una hora.

Por fuera lo primero que llama la atención del Toyota i-Road es su tamaño: con unas dimensiones de 2,34 metros de largo, 87 cm de ancho y 1,44 metros de alto; es tan pequeño que pueden aparcarse cuatro i-Road en el espacio que necesita un turismo convencional. Por otro lado, sus ruedas recuerdan a las de una motocicleta: tienen medida 80/90 R16 en el eje delantero y 120/90 R10 en el trasero.

Toyota i RoadEl habitáculo cuenta con dos plazas en tándem; aunque el asiento trasero es pequeño y sólo pueden viajar en ella pasajeros de hasta 67 kilos -en total el peso de los dos ocupantes del Toyota i-Road no debe superar los 140 kilos-. Por lo demás, llaman la atención sus puertas de plástico -mejor ajustadas que las de un Renault Twizy-, la instrumentación digital o unas ventanillas que están sujetas por corchetes. En cualquier caso, el conductor se sentirá cómodo puesto que va sentado en el medio -el asiento se regula longitudinalmente- y la visibilidad es excelente; pese a que los retrovisores exteriores se ajustan bajando la ventanilla y moviéndolos con la mano.

Tras unos minutos ensayando en un circuito cerrado cómo girar, estacionar y abordar las curvas con el Toyota i-Road sin chocar; llega el momento de salir a circular por las calles de la ciudad francesa de Grenoble. Se trata de un entrenamiento muy necesario, ya que, a diferencia de los coches convencionales, la rueda trasera es la que gira y la carrocería se inclina hacia el interior de las curvas imitando el movimiento de los esquiadores€ algo que exige reprogramar tu forma de conducir para no chocar contra nada.

Pulso el botón D situado a la izquierda del volante, e inicio la marcha. Como es habitual en los eléctricos el i-Road muestra una gran alegría al acelerar desde parado, que mantiene hasta que el limitador actúa a 45 km/h€ aunque la sensación es que podría superar esa velocidad con facilidad. Una vez que te has adaptado a su forma de abordar los virajes, enlazar curvas con el i-Road es realmente divertido. Una centralita electrónica calcula cuánto debe inclinar la carrocería en función de la velocidad y el ángulo de giro del volante y un motor asociado a un engranaje de inclinación montados en el eje delantero se encargan de inclinarla. Desde el volante, tienes una sensación similar a la que proporciona una buena tumbada en moto. En cualquier paso, cuando superamos el límite de adherencia, el sistema corrige la trayectoria del vehículo y se produce una vibración en el volante que indica que hemos abordado demasiado rápido la curva. Por otro lado, aunque la suspensión delantera absorbe bien las irregularidades; no es un vehículo especialmente cómodo puesto que la suspensión trasera resulta algo seca. En cuanto a la autonomía, los 50 km que anuncia son bastante reales e, incluso en las condiciones más desfavorables, jamás bajará de 35 km/h.

¿Lo peor de todo? Si quieres conducir un Toyota i-Road deberás acudir a la ciudad francesa de Grenoble, inscribirte en el proyecto Cité lib by Ha:mo -la inscripción cuesta 50 euros- y alquilarlo€ puesto que no está previsto que se ponga a la venta en España. Las tarifas del alquiler son las siguientes:

  • De 0 a 15 minutos: 3 euros.
  • De 15 a 30 minutos: 5 euros.
  • De 30 a 45 minutos: 6 euros.
  • De 45 a 60 minutos: 7 euros.
  • 2 horas: 11 euros.
  • 4 horas: 19 euros.

Toyota I-Road