Los 10 consejos para ahorrar combustible de la OCU

diesel4 3
Los 10 consejos para ahorrar combustible de la OCU
Nicolás Merino
Nicolás Merino

Disminuir, en la medida de lo posible, el peso del vehículo o tener las ventanillas cerradas ayuda a que el gasto de carburante sea menor.


El carburante, ya sea gasolina o diésel, es el elemento del vehículo en el que más dinero se va a gastar un conductor. Como reza el dicho, ‘cada maestrillo tiene su librillo’ y ya son muchos los trucos que hay para ahorrar combustible. Desde subir las ventanillas, no utilizar en exceso el aire acondicionado o llevar equipados los neumáticos más recomendables.

¿Por qué Kia apuesta por los coches híbridos y eléctricos?

En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha preparado una lista con 10 consejos para ahorrar combustible. Síguelos y llegarás un poco más lejos estas vacaciones.

  1. Utiliza el combustible con las propiedades aconsejadas por el fabricante del coche. Por ejemplo, utilizar gasolina de 98 octanos pudiendo usar la de 95 en coches que admiten esta última es tirar el dinero, puesto que no aporta más prestaciones o mejor rendimiento.
  2. Busca una gasolinera barata: Compara los precios de gasolineras en ruta o cercanas a tu domicilio.
  3. Reduce peso y sube las ventanillas: No lleves instalados portabicis, cofres de techo cuando no los necesites. Estos aparatos perjudican seriamente la aerodinámica, y pueden hacer aumentar el consumo en más del 20%. De igual modo, circular con las ventanillas bajadas también aumenta el consumo. Use mejor la climatización del coche.
  4. Controla la presión de los neumáticos: Circular con menos presión en las ruedas del recomendado por el fabricante aumenta el consumo un 1% por cada 0,1 bares de presión menor a la adecuada, y en un año o 20.000 km, el gasto extra medio será de entre 80 y 100 euros más que con las ruedas con la presión correcta. Además por tu seguridad, comprueba el desgaste de tus neumáticos.
  5. Olvídate de los «productos milagro»: Los imanes, aditivos y demás productos milagro no funcionan. Si fuera tan fácil reducir el consumo de un coche como colocar un imán en el motor, los fabricantes lo instalarían de serie.
  6. Apaga el motor del vehículo en las paradas prolongadas: Apaga el motor en paradas largas, como por ejemplo en un atasco. Un coche parado en punto muerto consume entre 0,5 y 1 litro de combustible por hora. Si se para con mucha frecuencia, puede llegar a ser una cantidad de dinero importante.
  7. Conduce con suavidad, evitando los tirones y los acelerones bruscos: Conduce sin apurar las marchas, manteniendo el motor a bajas revoluciones y evitando realizar acelerones bruscos. Usa el acelerador con suavidad y resístete a la tentación de abusar del pedal. Siempre que sea posible, retira el pie del acelerador, cuanto menos pises el acelerador, menos consumirá el vehículo.
  8. Vigila los límites de velocidad: Además de no ser pillado por los radares y ahorrarte dinero en posibles multas, reducirás el consumo del automóvil.
  9. Si vas a cambiar de coche… piensa en la posibilidad de comprar un automóvil ecológico: Eléctricos, híbridos, híbridos enchufables… En todos ellos, el coste de combustible es más barato que el de los de motor tradicional equivalente.
  10. Elige un coche con una potencia máxima acorde a lo que vas a necesitar: Una potencia elevada, además de aumentar el precio de compra del coche, eleva el consumo de combustible en todas las condiciones.