No llevarlos puede acarrear una multa

Multas de la DGT: cinco elementos que debes llevar en el coche para evitarlas

averiasonroad 3
Multas de la DGT: cinco elementos que debes llevar en el coche para evitarlas
Nicolás Merino
Nicolás Merino

El chaleco reflectante, la documentación o los triángulos tienen que estar siempre en nuestro coche, independiente del trayecto. La multa por no tenerlos puede ascender hasta los 500 euros.


El verano es una de las épocas del año en las que más desplazamientos se producen, con motivo de las vacaciones. Por eso, siempre es conveniente revisar nuestro vehículo para que el trayecto se produzca con las máximas garantías de seguridad… y llevar en el todo lo que exige la DGT.

Y es que, para desplazarse con seguridad resulta necesario que nuestro coche disponga de unos elementos mínimos, para poder afrontar una posible avería mecánica o percance con seguridad durante el viaje.

Reconocidos en el Reglamento General de Circulación (RGC), los elementos indispensables en un coche son los siguientes:
chaleco refelctante

  • Chaleco reflectante. Su uso es obligatorio si el vehículo está ocupando la calzada o el arcén. Con él, el resto de usuarios de la carretera podrá vernos desde lejos. Lo más recomendable es llevarlo dentro y no en el maletero. No llevarlo o no tenerlo puesto cuando se sale del vehículo se salda con 200 euros de multa.
  • Documentación. Carnet de conducir, permiso de circulación y la tarjeta de la ITV. Tiene que estar en el coche siempre que se mueva. No tener la documentación puede acarrear sanciones que van de los 10 a los 500 euros.
  • Pegatina de la ITV. Tiene que ir colocada en la parte superior derecha de la luna delantera del coche. No llevarla, aunque se haya pasado satisfactoriamente la ITV, puede suponer una sanción de 100 euros.
  • Triángulos de emergencia. El RGC obliga a llevar dos triángulos para, en caso de avería, avisar al resto de vehículos. La correspondiente multa por no llevarlos en el coche puede ser de hasta 200 euros.
  • Rueda de repuesto o kit reparapinchazos. En todo coche siempre debe haber una rueda de repuesto. En el caso de que no haya espacio, la marca incluirá un kit reparapinchazos. No tener ninguna de las dos soluciones se saldará con hasta 200 euros de multa.

Elementos opcionales que recomienda la DGT

A diferencia de hace unos años, ya no es obligatorio llevar un juego de bombillas o gafas de repuesto para aquellas personas que las necesiten para conducir. Lo mismo sucede con las cadenas.

Por otro lado, la Dirección General de Tráfico (DGT) establece una serie de recomendaciones y accesorios opcionales para que nuestro viaje sea más placentero y seguro: pinzas para la batería, linterna, móvil completamente cargado, spray antivaho, así como agua y alimentos.