¿Por qué el precio del VW ID.7 en Europa es el doble que en China?

Ruth García Gómez
Ruth García Gómez
El Volkswagen ID.7 ha fijado todas las miradas al tener un precio muy diferente entre Europa y China, con un factor como motivo principal.

Tal y como anunció Volkswagen para el otoño de 2023 su nuevo Volkswagen ID.7 llegaría al mercado. Este vehículo totalmente eléctrico fue presentado meses atrás en el Salón del Automóvil de Shanghái como parte de la estrategia de la marca para abrirse camino en el mercado asiático.

Ahora, este modelo está disponible para pedidos en China, y su precio ha dejado a muchos boquiabiertos. La diferencia de precios entre el VW ID.7 vendido en China y el que se comercializa en Europa es simplemente asombrosa. Mientras que en China se puede adquirir por un precio inicial de 237.700 yuanes, lo que equivale a 30.400 euros, en Europa, el mismo modelo tiene un precio de 62.650 € para la versión básica y 67.990 € para la ProS.

La versión china del ID.7, fruto de la colaboración de Volkswagen con FAW, cuenta con una batería de 84 kWh y un motor eléctrico de 201 CV (150 kW), con 310 Nm de par. En cambio, la versión europea, basada en la plataforma MEB del Grupo, presenta el motor eléctrico APP550, desarrollado en la planta de Kassel, con 210 kW (286 CV) y un par máximo de 550 Nm.

El modelo ofrece dos variantes, el ID.7 Pro con una batería de 82 kWh y una autonomía cercana a los 615 kilómetros, y el ID.7 Pro S con una batería de 91 kWh y una autonomía de hasta 700 kilómetros.

Los factores de precio del ID.7

Las pequeñas diferencias en motorización no son las culpables de la gran variación económica entre una versión y otra. Pero bien es cierto, que un factor más determinante sería los costes de producción. Mientras que la versión europea se produce en Alemania, la versión china se ensambla localmente, lo que resulta en menores costos.

Volkswagen ID 13

Si quieres un coche nuevo con descuento, haz click aquí

El auge de la competencia en China, especialmente protagonizado por marcas locales que ofrecen vehículos eléctricos a precios más accesibles, ha llevado a la marca alemana a reducir los precios de ciertos modelos para asegurarse un lugar en el mercado. Esta estrategia se percibe como un esfuerzo fundamental por ganar competitividad en un entorno donde los precios son notablemente más bajos que los europeos y por ello se considera el motivo principal de la diferencia económica.

En el caso de España, el Volkswagen ID.7, con una longitud de 4,961 m y un coeficiente aerodinámico de 0,23, tiene un precio de inicio de 61.970 euros en su versión básica, situándose en una franja de precios cercana a la europea.