El Grupo Volkswagen pretende construir una fábrica de baterías para coches eléctricos en España

volkswagen-fabrica-baterias-españa
El Grupo Volkswagen pretende construir una fábrica de baterías para coches eléctricos en España
Nicolás Merino
Nicolás Merino
Junto a Suecia y Alemania, el Grupo Volkswagen quiere construir una de las seis gigafábricas de baterías en España como parte del proyecto Future: Fast Forward.

El Grupo Volkswagen sigue con la intención de convertir a España en un pilar estratégico para sus planes de electrificación. Así lo ha anunciado el conglomerado germano en el New Auto Strategy Day, en el que se ha presentado la hoja de ruta a seguir hasta 2030.

En dicho plan, Volkswagen y Seat han mostrado sus intenciones de participar en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del Gobierno. El objetivo no es otro que convertir a España en uno de los países referencia en lo que a movilidad eléctrica se refiere.

Asimismo, englobado dentro del proyecto Future: Fast Forward (que tiene el objetivo de producir vehículos eléctricos pequeños en España a partir de 2025 y con un rango de precio de entre 20.000 y 25.000 euros). El Grupo Volkswagen tiene la intención de construir una fábrica de baterías en España. De este modo, nuestro país se uniría a Suecia y Alemania y albergaría una de las seis gigafábricas que el grupo alemán construirá en Europa.

volkswagen-fabrica-baterias-españa

Herbert Diess, CEO del Grupo Volkswagen ve con buenos ojos la llegada de la fábrica, aunque no sin apoyo por parte del Gobierno. “España podría convertirse en un pilar estratégico de nuestra estrategia eléctrica. Estamos dispuestos a establecer toda la cadena de valor de la movilidad eléctrica en el país, incluida la producción de vehículos eléctricos, así como sus componentes, y una nueva fábrica de baterías del Grupo. Dependiendo del contexto general y del apoyo por parte del sector público, a partir de 2025 la familia Small BEV podría fabricarse en España”.

En la misma línea se mueve Wayne Griffiths, CEO de Seat y Cupra. “Apoyamos y solicitaremos participar en el PERTE anunciado por el Gobierno español. Nuestro objetivo es cooperar con el Gobierno para transformar el país en un hub europeo de movilidad eléctrica y la planta de producción de Seat de Martorell, en una fábrica de vehículos 100% eléctricos. La Península Ibérica es clave para conseguir una movilidad climáticamente neutra en Europa en 2050. Estamos preparados para transformar la industria automovilística española y contribuir de forma significativa a la descarbonización del suroeste de Europa”.